lunes, 2 de septiembre de 2019

"Catastrófico" huracán Dorian deja a su paso cinco muertos en Bahamas

El "catastrófico" huracán Dorian de categoría 5, la máxima en la escala Saffir Simpson, se ha convertido en el más fuerte que azota el archipiélago de Bahamas desde que se tienen registros. El ciclón tocó tierra este domingo en el Cayo Elbow, en las islas Ábaco, y golpeó hasta el lunes Gran Bahama. En tanto, millones en la costa sureste de Estados Unidos siguen con atención su trayectoria pues aún están bajo su amenaza.
El primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, confirmó este lunes la muerte de cinco personas tras el destructor paso de Dorian. Agregó que de momento es la información disponible y que hay que ser muy cuidadosos con los datos que se dan sobre fallecimientos.

Uno de los fallecidos es un niño de siete años. De acuerdo a la cadena de televisión Eyewitness news y el diario digital Bahamas Press el menor, identificado como Lachino McIntosh, murió ahogado por la fuerte subida de las aguas en Islas Ábaco por el paso del ciclón, mientras que su hermana está desaparecida.

Dorian se debilitó ligeramente el lunes y pasó a categoría 4, pero continúa representando una seria amenaza, informaron autoridades meteorológicas de Estados Unidos.

"Es un huracán extremadamente peligroso de categoría 4 en la escala de Saffir-Simpson", dijo el Centro Nacional de Huracanes, basado en Miami, en su boletín de las 15:00 GMT, precisando que sus vientos pasaron a 250 km/h. "Aunque un progresivo debilitamiento está previsto, se espera que Dorian se mantenga como un poderoso huracán en los próximos días".

Dorian provocó una "devastación sin precedentes" en las islas Ábaco, dijo este lunes el primer ministro de este archipiélago en el Caribe, Hubert Minnis.

"Basado en reportes provenientes de Ábaco, la devastación es sin precedentes. Los vientos se desaceleraron a 165mph [266 km/h] pero Dorian sigue siendo una tormenta extremadamente peligrosa", escribió Minnis en Twitter.

De categoría 5, con vientos sostenidos de 295 km/h, Dorian tocó tierra al mediodía en el cayo Elbow de las islas Ábaco, en el noroeste de las Bahamas, como el huracán más poderoso en impactar el archipiélago.

El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos lo catalogó como el segundo ciclón más poderoso registrado en la cuenca del Atlántico, y las imágenes publicadas en las redes sociales mostraban gran destrucción.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC), con sede en Miami, informó que al tocar tierra, Dorian igualó el récord del huracán más potente del Atlántico, que data de 1935. Su director, Ken Graham, aseguró que se trata de "una situación extremadamente peligrosa".

- Gran destrucción -

Hay informes de que partes de las islas Ábaco están bajo agua y los meteorólogos del NHC advirtieron que enfrentaban mareas de 5 a 7 metros y rachas de más de 350 km/hora, mientras el fenómeno pasaba por la isla Gran Bahama, indicó NHC.



Un video en el sitio web del diario de las islas Tribune 242 muestra que el agua llega a los techos de las casas de madera en lo que parece ser un pueblo costero mientras botes volcados flotan en un agua barrosa salpicada de tablas, ramas de árboles, troncos y otros escombros.

Imágenes tomadas en Cooper's Town, en las Ábaco, obtenidas por la AFP, muestran enormes olas rompiendo con extrema violencia.

La radio local informó que la gente clamaba por ayuda luego de que el viento arrancó los techos del Island Breezes Hotel en Marsh Harbour, en una zona comercial de Ábaco.

Una pared del ojo del huracán se encontraba en la noche del domingo en el este de Gran Bahama. El NHC dijo que la situación en la isla implicaba una amenaza para la vida y que las cosas se pondrían peor.

"No dejen sus refugios mientras pasa el ojo, pues los vientos aumentarán rápidamente al otro lado del ojo", indicó el NHC en su boletín de las 05:00 GMT.

Miles de personas evacuaron Gran Bahama para alejarse de la furia de Dorian.


"Nos enfrentamos a un huracán (...) como no habíamos visto nunca en la historia de las Bahamas", declaró el primer ministro Hubert Minnis, quien rompió a llorar en la conferencia de prensa. "Probablemente sea el día más triste de mi vida", agregó.

A las 06:00 GMT, Dorian se encontraba unos 50 km al este de Freeport, la principal ciudad de Gran Bahama, y se desplazaba lentamente hacia el oeste.

"Pareciera que estuviéramos en una fila para recibir una paliza", dijo Yasmin Rigby a la AFP en Freeport.

Ken Graham dijo en un Facebook Live que las Bahamas estarían bajo el azote de Dorian durante unas 30 horas o más.

- Muy difícil de predecir -

Tras días de incertidumbre en torno a la trayectoria de Dorian, los estados del sureste de Estados Unidos -Florida, Georgia y Carolina del Sur- finalmente ordenaron la evacuación de los residentes en la costa, en un éxodo masivo que afecta a cientos de miles de personas.

El NHC dijo que la tormenta pasará "peligrosamente cerca" de la costa de Florida en la noche del lunes y la madrugada del martes.

En Washington, el presidente Donald Trump se reunió con los directores de gestión de emergencias y dijo que "esto parece monstruoso".

"Esperamos que buena parte de la costa este reciba el impacto o parte del impacto de forma muy, muy severa", dijo el mandatario, quien anuló un viaje que debía efectuar a Polonia este fin de semana.

Florida emitió sus primeras órdenes de evacuación obligatoria para Palm Beach y el condado de Martin.

En tanto, el gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ordenó la evacuación obligatoria de la costa, afectando a unas 800.000 personas, mientras que Georgia ordenó evacuar seis condados costeros.

Los tres estados declararon asimismo el estado de emergencia, al igual que Carolina del Norte, medida que permite movilizar mejor los servicios públicos y recurrir a la ayuda federal.

El presidente Donald Trump, cuyo club de golf Mar-a-Lago se encuentra en Palm Beach en Florida, dijo más temprano que Dorian "parecía que podría ser un monstruo absoluto".

El mandatario canceló un viaje a Polonia para concentrarse en los preparativos para la tormenta.

"Se está moviendo y es muy difícil de predecir", dijo Trump en un tuit este sábado, señalando que Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte ahora podrían estar en primera línea.

"Es uno de los más grandes y fuertes (y realmente amplios) que hemos visto en décadas. ¡Cuídense!", escribió.

Trump declaró un estado de emergencia en Florida autorizando asistencia federal para complementar los esfuerzos estatales y locales.

Georgia, otro estado del sudeste que podría estar en el camino de la tormenta, declaró estado de emergencia para 12 condados.

El gobernador Brian Kemp dijo que el huracán "tenía el potencial de producir impactos catastróficos en los ciudadanos", en toda la región costera sureste de los Estados Unidos.

La Guardia Costera estadounidense dijo que las embarcaciones comerciales que navegan por el océano deberían hacer planes para abandonar el puerto del sur de Florida.

Varias escuelas anunciaron que las clases se cancelarían al menos hasta el martes.

El Aeropuerto Internacional de Orlando dijo que detendría sus actividades a las 02:00 (06:00 GMT) del lunes "por precaución". Orlando es el principal aeropuerto para el cercano Disney World.

FUENTE: Con información de EFE - AFP - El Comercio de Perú
 

LO + Leído...