viernes, 13 de septiembre de 2019

(Italia) Los masones que flirteaban con la mafia: el 'affaire' criminal

El caso más reciente ocurrió a finales de julio. Dos masones, uno de ellos un funcionario del Gobierno regional de Sicilia, fueron detenidos en una operación policial en Licata, un pequeño pueblo de 37.000 habitantes enclavado en la costa sur de la conocida isla italiana. Según los investigadores, mantenían una descarada red de corruptelas con el clan de los Lauria, unos conocidos mafiosos con los que se habían organizado para infiltrarse ilegalmente en el tejido económico de Sicilia. Fueron encarcelados.

El descubrimiento de la turbia trama no tardó mucho en convertirse en tema de debate en los programas de televisión en Italia. Representantes de la masonería oficial se apresuraron a anunciar la expulsión de sus filas de uno de los dos implicados. Sin embargo, poco después, el caso desapareció de los medios, para pasar a engrosar la larga lista de historias criminales entre masones y mafiosos, muchos de ellas sin resolver, que se acumulan desde los años 80 en Italia.

La mafia se ve atraída por el fácil acceso al dinero y al poder de los masones, cuyos afiliados son a menudo altos funcionarios, empresarios o políticos. El origen de esta extraña simbiosis demuestra, como ya adelantaba Mancuso, en que el crimen organizado está encontrando otros medios para conseguir sus fines. Y todo esto, claro, sin manchar de sangre las calles: "Es una época en la que las mafias prefieren negociar antes que disparar, algo que coincide con un aumento en el número de inscritos a las masonerías”, cuenta un agente antimafia, al añadir, sin embargo, que algunos misterios de esta inquietante alianza se están descubriendo poco a poco. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de IRENE SAVIO - El Confidencial
 

LO + Leído...