lunes, 2 de septiembre de 2019

(Panamá) Falsedades en el caso de Ricardo Martinelli tomarían otro giro

De querellantes a querellados podrían pasar todas aquellas personas que presionaron, coaccionaron y mintieron para que se armara el proceso de los supuestos pinchazos telefónicos contra el expresidente Ricardo Martinelli Berrocal.
Esto, luego de que se conociera el fallo definitivo en el cual se declaró no culpable al también exdiputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen) y en el cual se dejaron al descubierto una serie de acciones irregulares dentro de este proceso legal.
Entre las que están las presiones que se hicieron a funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional en el 2014, con la finalidad de que declararan lo que no conocían o para que cambiaran los hechos.

Para el abogado defensor Alfredo Vallarino hay muchas cosas que investigar. Primero está el tema del falso testimonio, un delito directo, y en segundo lugar, está el hecho de que uno de los que declaró en este caso es un funcionario que recibió plata a cambio.

Agregó que se podría estar hablando de un delito de corrupción contra la administración pública.

"La plata que usaron para pagarle al testigo protegido que mensualmente fue de 8 mil dólares, pero en total más de medio millón de dólares a lo largo de cinco años, es plata del Estado, y si esa plata es para hacer nada podríamos estar hablando de un peculado", indicó el jurista.

Alfredo Vallarino señaló que las denuncias que se podrían interponer van encaminadas a los hechos antes enunciados y los mismos se van a poder demostrar dependiendo de lo que digan los compañeros del testigo protegido en la misión diplomática de Panamá en la OEA, sobre cuáles eran sus funciones en Washington, Estados Unidos.

"Hay también un delito de intimidación de testigos y todas aquellas personas que pasaron por esta situación dentro del proceso", manifestó el abogado.

El letrado añadió que estas denuncias se pondrán en los próximos días, ya que no hay que esperar que la sentencia esté en firme para poder proceder.

Rosario de presiones
Funcionarios como Julio Palacios y Betzaida Quintero en sus declaraciones dejaron en evidencia como tanto ellos, como otros funcionarios del CSN fueron presionados por Juan Carlos Varela, Jacinto Gómez y Rolando López, tal como se dejó en evidencia en el fallo del Tribunal de Juicio Oral que actuó por cuatro meses en esta parte del proceso.

Funciones, que según el Tribunal conformado por Roberto Tejeira, Raúl Vergara y Arlene Caballero, eran propias de los fiscales del Ministerio Público.

Quintero y Palacios fueron sometidos a una serie de presiones al igual que el testigo protegido, quien fue premiado con un alto cargo en Washington, Estados Unidos, luego de declarar en tres ocasiones y entregar un CD con los supuestos correos del cual se basó gran parte de la acusación en este caso.

Otra de las actuaciones sospechosas en este proceso fue la del exsecretario ejecutivo del CSN, Rolando López, quien tuvo evidentes contradicciones en sus declaraciones en el juicio.

Rolando López y el testigo protegido se contradijeron en cuanto a la confección del CD que fue usado como prueba en este caso.

Ismael Pittí, testigo protegido, durante su comparecencia, aseguró que ese CD lo hizo él en su computadora, en un hotel que no recordaba y un equipo que se le había dañado la pantalla y que no sabía dónde estaba.

Mientras que Rolando López aseguró que él le prestó su computadora al primero y que por eso apareció su nombre como autor del elemento tecnológico.

FUENTE: Con información de Luis Ávila - Panamá América
 

LO + Leído...