lunes, 28 de octubre de 2019

(EE.UU.) Un policía mata a un joven que ya había arrojado su arma y caminaba con las manos en alto

Un oficial de la Policía de San Bernardino, California (EE.UU.), fue suspendido después de matar a tiros a un joven que había arrojado su arma, pero rechazó las ordenes de dejar de caminar hacia los agentes, según declaró la semana pasada un representante de la institución policial, informa The Press-Enterprise.
El incidente tuvo lugar en septiembre de 2018, cuando los agentes respondieron a una llamada de emergencia que involucraba a un hombre identificado como Richard Sánchez, quien estaba amenazando a sus familiares con una pistola.



En el video grabado por las cámaras corporales, que se dio a conocer recién ahora, se escucha a los oficiales gritar al sospechoso que suelte su arma. Tras acatar la orden el hombre avanza hacia los policías con las manos levantadas, pero no se detiene a pesar de que le piden que no se mueva en repetidas ocasiones. Es entonces cuando uno de los agentes decide disparar cinco veces contra Sánchez. El joven de 27 años murió esa misma noche en un hospital.

No cumplió con los estándares
"Al completar nuestro proceso interno de investigación y revisión, hemos concluido que una de las decisiones de nuestro oficial no cumplió con los estándares de nuestro departamento o la comunidad a la que servimos", sostuvo el jefe de policía Eric McBride, asegurando que el funcionario en cuestión "ya no trabaja" para el Departamento de Policía.

Sin embargo, no se precisó si el oficial Brandon Gaddie fue despedido o si renunció. El otro policía que estuvo presente la noche de los hechos continúa trabajando en la institución.

Por su parte, la fiscalía del distrito anunció que se está investigando el caso. "Haremos una revisión exhaustiva sobre si el tiroteo estuvo legalmente justificado o no", declararon en un comunicado.

FUENTE: Con información de Actualidad RT
 

LO + Leído...