martes, 29 de octubre de 2019

(España) «Hace dos noches te estuve siguiendo»: la campaña de Hawkers «perfectamente legal» que juega con el acoso

Cristina, 26 años, residente en Madrid, llega a su casa después de un duro día de trabajo. Vive sola. Justo cuando se sienta en la mesa de la cocina para relajarse le llega un SMS al móvil. Le extraña. ¿Quién sigue mandando SMS a estas alturas? El remitente es un tal Vlad. Sin abrirlo ya puede leer las primeras dos líneas del mensaje que dicen lo siguiente: “Hace dos noches te estuve siguiendo”. A Cristina, los ojos se le empañan de miedo y asustada se dispone a abrir el mensaje para leerlo completo: “Hace dos noches te estuve siguiendo. Me gustaría pasar la eternidad contigo. ¿Pillamos 2×1 en Hawkers en Halloween? ¡Compra ya!”. El mensaje incluye un link para, efectivamente, ir a una página web a comprar unas gafas y otro para darse de baja.

Esta es la estrategia de marketing que ha seguido la firma de gafas de sol de origen levantino Hawkers para atraer a potenciales clientes. A Cristina, que nos ha ayudado a reconstruir cómo vivió ella el momento en que recibió ese mensaje primero, la estrategia le provocó primero terror y más tarde indignación. Y en ese momento fue cuando decidió publicar lo que le había pasado en sus redes sociales: “Varias amigas me dijeron que les había pasado lo mismo y que también se acojonaron”. Para colmo, Cristina descubrió más tarde que “Vlad es el personaje en el que se basa Drácula. Le llamaban Vlad el empalador porque empalaba a sus victimas. Es un poco heavy el asunto…”. No fue la única que sintió lo mismo.

«Joder con Hawkers. ¿Veis normal este sms de @HawkersCo? Me borro de la base de datos por supuesto. Qué puto mal rollo y mal gusto» ->>Vea más...

FUENTE: Con información de RAQUEL PELÁEZ - El País
 

LO + Leído...