lunes, 9 de diciembre de 2019

(España) Bancos 'fake' de Gambia fueron utilizados para cometer estafas e intentos de fraude

Uno crea un banco con nombres atractivos como Suisse Bank, Marvin Bank o Atlantic Investment Bank, logra que la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Mundiales le conceda un código SWIFT, lo que otorga un visado de confianza y legitimidad, y entonces tiene vía libre para avalar negocios, realizar transacciones económicas y comercializar productos financieros en cualquier lugar del mundo.
El problema es que esas tres entidades citadas y otras 150 más, no son sino bancos ‘fake’ creados en Gambia en años recientes y que han servido como instrumentos financieros para cometer fraudes y estafas en muy diversos países del mundo, incluido España. El dictador Yahya Jammeh, que gobernó Gambia durante 23 años hasta 2017, facilitó la creación de una zona económica libre (Business Enterprise Zone, BEZ) cerca del aeropuerto de Banjul para que se establecieran allí sociedades fantasma. El bufete londinense de creación de empresas Formations House convenció al presidente gambiano para que firmara un contrato y pusiera en marcha ese miniparaíso fiscal.



Ocurrió a partir de 2013 en un país de menos de dos millones de habitantes y una superficie inferior a la de Murcia. Los intermediarios de Formations House habían prometido a Jammeh que esa zona económica ‘offshore’ generaría 360.000 puestos de trabajo y proporcionaría 546 millones dólares anuales en ingresos para el Estado gambiano al convertirse en el “lugar más fácil del mundo para iniciar un negocio”. Hasta Mossack Fonseca, la firma de abogados protagonista de los Papeles de Panamá, inauguró en 2014 una delegación en Banjul ante las expectativas de un nuevo El Dorado.

En ese contexto, los citados Atlantic Investment Bank Ltd y Marvin Bank Ltd fueron usados para cometer estafas e intentos de fraude en España. Ambas entidades fueron registradas en Gambia. El primer banco, inscrito en 2013, sirvió como aval para intentar comprar el aeropuerto de Ciudad Real, el club de fútbol de segunda división Mirandés o vender un proyecto de una macroplanta de reciclaje en Miranda de Ebro que iba a crear 3.300 empleos. Por su lado, Marvin Bank, fundado en 2015, fue utilizado por tres ciudadanos extranjeros domiciliados en Mallorca para montar un chiringuito financiero fraudulento que fue abortado por el Banco de España y la CNMV. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de MARCOS GARCÍA REY - El Confidencial
 

LO + Leído...