martes, 17 de diciembre de 2019

(España) El avión y las facturas del vuelo vip de Ribó a Berlín para ver al Barça, pagados por el 3%

El 'síndic de greuges' o defensor del pueblo catalán, Rafael Ribó, que la semana pasada culpó de los problemas de la sanidad catalana a los enfermos que se desplazan desde otras comunidades autónomas, llegó al aeropuerto de El Prat con su hija Anna a primera hora del 6 de junio de 2015. Aquella mañana, en la pista, les esperaba un lujoso Dassault Falcon 900 EX con matrícula OE-IMI, el mismo avión que utilizan el Gobierno y la Casa Real para desplazarse, aunque con algunas modificaciones para aumentar su autonomía hasta los 8.300 kilómetros. Ribó se subió al aparato con su hija, menor de edad. A las 12 en punto del mediodía, despegó de Barcelona, y dos horas y cuarto después ya había aterrizado en el aeródromo alemán de Neuhardenberg, a 70 kilómetros al este de Berlín.

Un autobús los recogió para trasladarlos al estadio olímpico de la capital germana. A las 20:45, el FC Barcelona disputaba la final de la Champions contra la Juventus de Turín. La familia Ribó había conseguido entradas gratis para animar en directo a Messi, Neymar, Iniesta, Busquets, Piqué, Luis Suárez y el resto de estrellas del conjunto 'blaugrana'. El Barça ganó 1-3 y levantó el trofeo. El antiguo dirigente del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) y, más recientemente, de Iniciativa per Catalunya Verds, pudo celebrarlo en el campo, pero no pudo entretenerse demasiado.

Minutos después de que acabara el encuentro, Ribó y su hija emprendieron el regreso a Cataluña. El Dassault Falcon 900 EX despegó de Neuhardenberg a la 1:30 del 7 de junio y llegó a la Terminal de Aviación Corporativa de El Prat ya entrada la madrugada, a las 3:40. Durante el tiempo que estuvo en el aire, el defensor del pueblo catalán pudo saborear la victoria de su equipo con un 'catering' vip y un servicio de bar. No pagó ni un euro. Los 39.900 euros que costaron los vuelos de ida y vuelta fueron costeados por Grup Soler, una constructora catalana que presuntamente entregó a fundaciones de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) más de 600.000 euros a cambio de al menos ocho adjudicaciones públicas. Solo una de ellas alcanzó los 2,8 de millones de euros. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de JOSÉ MARÍA OLMO - El Confidencial
 

LO + Leído...