domingo, 15 de diciembre de 2019

(Panamá) Juan Carlos Varela llevó al Canal injerencia política

Entre las revelaciones de los denominados Varelaleaks, se evidencia la manera en que el expresidente Juan Carlos Varela interfirió más allá de lo que le permitía la ley en los asuntos del Canal de Panamá, convirtiéndolo también en un botín político para colocar a gente de su confianza.

Las más recientes de estas escandalosas injerencias fueron expuestas por la Unión de Capitanes y Oficiales de Cubierta del Canal de Panamá.

En rueda de prensa, mostraron conversaciones que datan del año 2018 (que aparecen en los Varelaleaks) entre el entonces ministro del Canal, Roberto Roy, y el mandatario Juan Carlos Varela.

Esto en referencia a la histórica paralización de funcionamiento que registró por primera vez el Canal de Panamá, el 12 de abril de 2018.

En los días siguientes, el ministro del Canal y voceros de la Junta Directiva del Canal hicieron ver que se iniciaban investigaciones en contra de capitanes y oficiales de cubierta involucrados en la "paralización de labores", con la posibilidad de que se dieran destituciones.

No obstante, los Varelaleaks muestran que días antes, las sanciones disciplinarias por supuestas faltas administrativas, fueron abordadas al detalle directamente entre Roy y Varela.

Por ejemplo, el 10 de abril, dos días antes de la paralización, Roy le escribe a Varela: "Los capitanes quieren un tercer marinero a bordo que la administración no lo considera necesario".

Más adelante le sigue manteniendo al tanto: "Solo para informarle que los capitanes de remolcadores siguen molestando". A lo que Varela responde: "¡Qué locura!".

Luego sigue una serie de diálogos entre el ministro para Asuntos del Canal y el entonces presidente de la República, hasta que el 13 de abril, Roy le escribe a Varela: "Hoy entre la administración y la junta directiva se tomó la decisión de botar a dos capitanes remolcadores".

Y el presidente Varela lo avala así: "De acuerdo".

Para el abogado Boris Arjona, esto confirma que ya Roy y Varela habían decidido botar a dos capitanes "sin siquiera empezar las investigaciones".

Para el jurista, a su vez, esto demuestra que la paralización del Canal fue "planificada" con la complicidad del presidente de la República y de la cadena de mando en el Canal.

Arjona confirmó que se ha pedido reactivar un caso penal por supuestas destituciones ilegales, y que "estamos evaluando" si se interponen nuevos "elementos de convicción" a raíz de los Varelaleaks.

Botín político
Más allá de este hecho, el exmandatario Varela demostró con acciones públicas que el Canal de Panamá para él y sus allegados era un botín político.

Y así se evidenció cuando intentó, sin éxito, llevar a la Junta Directiva de la ACP a su vicepresidenta Isabel de Saint Malo. Y con matraqueo político sí logró ubicar allí al exministro Jorge González, uno de sus más cercanos colaboradores.

Los Varelaleaks también revelan que otros allegados de Varela lo adulaban y se autoproponían para ser considerados como candidatos a miembros de la Junta Directiva de la ACP. Tal es el caso de Joseph Fidanque III, Taher Yaffar y Luis Ernesto Carles.

Lo más irónico del tema, es que para Varela el Canal nunca tuvo importancia, desde que no apoyó el referéndum para la ampliación de la vía interoceánica.

FUENTE: Con información de Panamá América
 

LO + Leído...