domingo, 12 de enero de 2020

(España) La doble vida del contable que no despertó sospechas y robó un millón en diez años

Un desliz, pequeño, hizo saltar las alarmas. Una cuenta bancaria que no coincidía, una réplica de una pequeña factura... y se cazó al contable. Detalles nimios. Nadie podía imaginarlo. Ningún compañero de oficina. Ni uno de sus jefes. Durante 30 años, con gobiernos municipales de todo signo político, Manuel M. G. estuvo al frente de las cuentas de la empresa municipal de limpieza de Sevilla Lipasam.

No dio un ruido. No hizo ostentación de riqueza ni cambió su ritmo de vida. Un trabajador más. Un contable gris. Pero guardaba un secreto. Hacía tres décadas que había dado con una fórmula mágica que le permitió ser millonario. Sus compañeros en la oficina no dan crédito a lo ocurrido. Hay un silencio sepulcral mientras investiga el juzgado número 14 de Sevilla, al que ha correspondido el caso.

El pasado 20 de diciembre, el Ayuntamiento de Sevilla puso una denuncia tras detectar las irregularidades y obtener la confesión del supuesto desfalco. Ahora, el consistorio la ha ampliado. El extrabajador confesó en cuanto fue interrogado por sus superiores. Nunca negó los hechos y, según fuentes municipales, desde el primer minuto insistió en que actuaba solo. No había otros trabajadores compinchados. No se implicó a terceros, a empresas o proveedores. El ayuntamiento, tras una primera investigación, cree que es verdad y que actuó en solitario. Confesó todo el entramado en cuanto se le preguntó, señalan.

Desde hace 11 años
Si en la primera denuncia se detectó desvío de fondos públicos desde 2014 por un importe que ascendía a 422.512 euros, ahora se sabe que, como mínimo, el sistema se puso en marcha hace 11 años, desde 2008. No se descarta que se llevara usando más tiempo ni que se haya desviado más dinero. Hasta ahora, el consistorio habla de 1.012.275 euros. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ISABEL MORILLO - El Confidencial
 

LO + Leído...