viernes, 17 de enero de 2020

(Panamá) Exprocuradora Kenia Porcell transfiere bienes a la fundación Alvapor

El expresidente de la República Ricardo Martinelli, a través del abogado Alfredo Vallarino, interpuso una querella penal y una demanda civil en contra de la exprocuradora de la nación Kenia Isolda Porcell, por el posible delito contra la administración pública en modalidad de abuso de autoridad y extralimitación de funciones públicas.

A su llegada al Ministerio Público (MP), el exmandatario de la República denunció que Porcell está, supuestamente, traspasando sus bienes a una fundación llamada Alvapor, "acción que está realizando porque ella sabe que es culpable de los delitos de los cuales se le están acusando".

"Puse una querella civil y penal contra Kenia Porcell, quien está traspasando sus bienes a la Fundación Alvapor. No sabe lo que es una acción Pauliana? Todo es para influenciar y cerrar Grupo Epasa aupado por un competidor en quiebra y por políticos que no pagan impuestos", manifestó Martinelli en su cuenta Twitter.

Se pudo conocer que la exprocuradora de la nación donó a la fundación Alvapor la finca N° 127158, según consta en un documento del Registro Público con fecha del miércoles 15 de enero de 2020.

Este traspaso se hizo ante la notaria pública decimotercera del circuito de Panamá, Natividad Quirós Aguilar, en donde comparecieron personalmente Igor Ilya Alvarado Saavedra y Kenia Isolda Porcell de Alvarado, según consta en un documento al cual Panamá América tuvo acceso.

La Fundación Alvapor está debidamente registrada a folio veinticinco millones veintidós mil cuatrocientos veinte (25022420) de la Sección Mercantil del Registro Público de Panamá, representada legalmente para este acto por Alvarado Saavedra, facultado para este acto.

Denuncia
El abogado Vallarino expresó que esta nueva querella se da por las actuaciones de la exjefa del MP, en el intercambio de notas que hizo con el consejero legal del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Thomas Heinemann, con lo cual se busca violar el tratado de especialidad que ampara a Martinelli.

"Ella como funcionaria pública no podía estar agarrando y recibiendo notas que nadie le había pedido, que no venían por conducto diplomático, actuaciones para dañar al expresidente Ricardo Martinelli", puntualizó el abogado.

En la denuncia, Vallarino explica que no existe ninguna norma en la Constitución, ni dentro de las disposiciones que le da el Código Judicial a la procuradora, que le permitan estar negociando temas con funcionarios extranjeros o llevando temas internacionales de Panamá.

El defensor agregó que a Porcell también le estaba prohibido el envío y recepción de información relacionada a casos internacionales, algo que tiene que ser motivado y a través de los canales diplomáticos.

FUENTE: Con información de Luis Ávila - Panamá América
 

LO + Leído...