martes, 18 de febrero de 2020

(Colombia) Ataques a multinacionales serían indicativos de una nueva era criminal

Una serie de ataques contra compañías multinacionales que operan en Colombia podría indicar que los grupos armados están abandonando la disciplina para aumentar las ganancias criminales, en una nueva era de crimen organizado en el país.

El 20 de septiembre, tres geólogos de la compañía minera canadiense Continental Gold fueron asesinados en la ciudad de Yarumal, departamento de Antioquia. Hombres armados, presuntamente del grupo disidente del Frente 36 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ahora en gran parte desmovilizadas, atacaron un campamento donde dormían 11 geólogos. Los expertos habían estado realizando actividades de exploración minera en el área. El ataque dejó tres personas muertas y tres heridas.

Surgieron varias teorías sobre el evento. Las autoridades declararon que los disidentes del Frente 36, que abandonaron el proceso de paz de las FARC y están bajo el mando de Ricardo Abel Ayala, alias "Cabuyo", y el grupo guerrillero del Ejército Nacional de Liberación (ELN) formaron una alianza para comprometerse el ataque. Pero el ELN negó públicamente estas acusaciones y declaró que no tiene presencia en el área. Los medios de comunicación informaron que otro grupo criminal, los Urabeños, también han sido investigados por su participación en el ataque, pero también han negado su responsabilidad.

Con el gobierno colombiano y el histórico acuerdo de paz de las FARC, los inversores y las empresas extranjeras que algunos esperaban acudir al país podrían estar en riesgo debido al escenario volátil creado por los grupos criminales restantes. Y solo se puede suponer que continuarán luchando para proteger sus propios intereses.

FUENTE: Con información de Agencias
 

LO + Leído...