lunes, 3 de febrero de 2020

(Colombia) Más sobre el asalto a la casa del embajador en Panamá

Tres sujetos armados ingresaron a la residencia del diplomático Eduardo Burgos Martínez, quien estaba junto a su esposa María Teresa Haddad. Se llevaron una camioneta Toyota alta gama, joyas y más de 5 mil euros en efectivo.

En las horas de la madrugada de este lunes 3 de febrero el embajador de Colombia en Panamá, Eduardo Burgos Martínez, fue víctima de asaltantes que ingresaron a su vivienda familiar, al norte de Montería, y lo amordazaron junto a varios miembros de su núcleo familiar, entre ellas su esposa Maria Teresa Haddad.

El hecho fue confirmado por el comandante de la Policía Metropolitana, coronel William Montenegro Ramírez, quien manifestó que “el día de hoy, a eso de las 2:00 de la mañana se presentó un asalto a la casa del embajador de Colombia ante Panamá, donde tres hombres ingresaron por la pared del costado derecho”.

Según el reporte entregado por las autoridades, los sujetos una vez dentro de la residencia ubicada en la calle 66 con carrera 3, en el exclusivo barrio El Recreo, al norte de Montería; amordazaron a cuatros personas que dormían en la primera planta y luego pasaron a la habitación donde descansaba el Embajador y su esposa, la empresaria y directora del partido Centro Democrático en Córdoba, María Teresa Haddad.

El alto oficial agregó que “la información que nos da el señor Embajador y su familia es que ingresaron por una de las tapias del costado derecho, saltaron con armas de fuego, los intimidaron y le preguntaron en primer momento quiénes habían en el segundo nivel para posteriormente reducirlos”.

Las primeras pesquisas adelantadas por las autoridades pudieron establecer que los ladrones se llevaron una camioneta Toyota alta gama modelo 2020; joyas de oro entre las que figuran varios relojes Rolex y Cartier, 5 mil euros y 5 millones de pesos en efectivo.

El comandante William Montenegro Ramírez, aseguró que al momento del hurto el embajador de Colombia en Panamá, había llegado desde el viernes a Montería para adelantar unas vueltas personales.

“Hemos podido hablar con el embajador y con sus familiares, lo que me dicen que es que los intimidaron con las armas, los amordazaron y luego procedieron a robar las cosas, pero no los maltrataron”, aseguró el Comandante de la Policía Metropolitana.

Los investigadores del caso aseguraron que a pesar de que la vivienda del embajador Burgos Martínez cuenta con un circuito cerrado de televisión, los asaltantes se llevaron el DVR, que es el dispositivo donde quedan almacenadas las imágenes registradas por las cámaras de seguridad.

“De todas formas revisamos las cámaras del sector de las casas vecinas. Igualmente nosotros realizamos un plan candado, y revisamos a nivel de los peajes de entrada y salida de la ciudad. Con los miembros de la Policía Metropolitana estamos desarrollando puestos de control para dar con la ubicación de la camioneta y de los responsables”, puntualizó el comandante William Montenegro Ramírez.

FUENTE: Con información de ÓSCAR CUELLO - elheraldo.co
 

LO + Leído...