jueves, 13 de febrero de 2020

(España) Exdirector de Pemex acusado de recibir sobornos de Odebrecht fue detenido en Málaga

La Policía Nacional ha detenido este miércoles en Málaga a Emilio Lozoya, exdirector de la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), por una orden de captura internacional interpuesta por México por blanqueo de capitales. El empresario estaba en paradero desconocido desde que la fiscalía general de este país le acusó de haber recibido sobornos de la firma brasileña Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de una planta de fertilizantes inactiva, Agro Nitrogenados. Lozoya fue nombrado director general de la petrolera estatal Pemex en 2012 y se mantuvo en el cargo hasta 2016.

"El detenido se encontraba fugado de México desde que en mayo de 2019 su nombre surgió como presunto responsable de un entramado de corrupción por actividades llevadas a cabo durante los años 2012 y 2013, cuando ejercía como director general de la petrolera mexicana PEMEX. Según la fiscalía mexicana, se estiman en 280 millones de dólares el total de dinero defraudado", señala la Policía en un comunicado.

El arresto se ha producido en torno a las 12:00 de este miércoles, cuando Lozoya se encontraba en un vehículo que circulaba por la ronda que une Málaga con Marbella, explican fuentes policiales. A comienzos de 2019, los investigadores recibieron una serie de informaciones que apuntaban a que el empresario podía encontrarse en la franja norte de España, pero conforme avanzaron las pesquisas, se descubrió que se había refugiado en una urbanización de lujo de Costa del Sol. Lozoya no ha mostrado resistencia en el momento del arresto.

La operación la ha dirigido el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, que estaba de guardia, junto a la fiscal Teresa Gálvez. Fuentes jurídicas explican que se le tomará declaración este mismo jueves, comparecencia en la que se le preguntará si acepta ser extraditado a México. En caso de negarse, el magistrado tendrá que decidir si ordena su ingreso en prisión provisional ante el posible riesgo de fuga, abriéndose entonces un plazo de 40 días para que el país que lo reclama envíe toda la documentación pertinente. El prófugo de la justicia mexicana también estaba siendo investigado por la fiscalía de Múnich por el presunto blanqueo de capitales a través de empresas alemanas, según publicaron el julio pasado el medio mexicano 'El Quinto Elemento Lab' y el bávaro 'Süddeutsche Zeitung". ->>Vea más...

FUENTE: Con información de PABLO GABILONDO - MARCOS GARCÍA - El Confidencial
 

LO + Leído...