miércoles, 18 de marzo de 2020

(Colombia) Audios evidencian actividades de corrupción de 'Ñeñe' Hernández en las pasadas elecciones presidenciales

En las últimas horas, la Corte Suprema de Justicia abrió una investigación preliminar al expresidente Álvaro Uribe por la presunta compra de votos en las elecciones de 2018 a favor de la campaña del hoy mandatario, Iván Duque, con base en la transcripción de audios de unas conversaciones interceptadas al presunto testaferro del narcotráfico José Hernández Aponte, a quien se conoció como el ‘Ñeñe’, asesinado hace un año en Brasil en un atraco del que fue víctima.

De acuerdo con el informe del funcionario judicial, que escuchó esos audios de una conversación del ‘Ñeñe’ con una mujer no identificada, “se evidencian actividades de corrupción perpetradas por parte del señor José Guillermo Hernández Aponte ('Ñeñe'), en las pasadas elecciones presidenciales”.

Entre otras, el ‘Ñeñe’ señala en esa conversación que “ayer le decía a Priscila que nos tenemos que poner las pilas. Hay que buscar una plata para pasar bajo la mesa, para soltarla en los departamentos”. Mientras la mujer le dice al ‘Ñeñe’ que “me mandó Iván y Uribe para Manaure, Uribia, Riohacha y Maicao. Tenemos que ganar en La Guajira”.

El presidente Duque negó que tuviera cualquier relación cercana con Hernández y dijo sobre las fotos en que aparece con éste, que se tomaron en eventos públicos porque nunca le niega una foto a nadie. Igualmente, el senador Uribe negó relación con esa persona.

Tras conocer que la Corte le abrió una investigación preliminar el expresidente Uribe, este dijo en Twitter que “quién tenga una sola prueba de que conocí o fui amigo del ‘Ñeñe’ o que he comprado votos en algún momento de mi vida, que la presente”.

Por su parte, en el partido del que Uribe es el líder natural, el Centro Democrático, se oyeron voces críticas por la apertura de esta investigación, aún más, teniendo en cuenta que se sabe de la transcripción de los audios pero no se conoce dónde están las grabaciones en físico.

El senador uribista, Ciro Ramírez, consideró que lo que se conoce “no es prueba suficiente”. Añadió “me causa curiosidad que se hable de elementos porque toda esta tragicomedia va en la interpretación de una transcripción de unos audios que no existen. Obviamente la Corte Suprema tiene el derecho de abrir o no una investigación preliminar para ver si hay mérito para abrir o vincular penalmente a una persona”.

Sin embargo, el Parlamentario dijo “lo que venimos hablando de la ‘ñeñepolítica’ todo esto va en la interpretación que se ha hecho sobre unas transcripciones de unos audios que no existen”.

Agregó que, “me parece que todo esto ha sido encadenado, pues, a manera de crear toda una historia. Y pienso que el papel de la persona que ha dicho que sacan todos los audios es precisamente la persona a la que le acaban de abrir y es el presidente Uribe. Él es el primero que dice saquen todos los audios y con base a eso abrimos la discusión y abrimos el debate”.

Por su parte, el senador, Iván Cepeda, del Polo Democrático, dijo que “no es solamente una grabación de una conversación interceptada legalmente, sino otras circunstancias. Para mencionar simplemente algunas de ellas, es evidente que el señor Presidente de la República y este testaferro alias el ‘Ñeñe’ Hernández no tenían una relación fortuita. Aquí hay una relación que parece ser familiar de años. Y además de eso, otras personas van apareciendo en escena, entre ellas la señora asistente que hace parte del equipo legislativo del senador Uribe, quien al parecer también tiene una relación de vieja data con la señora María Mónica Urbina, que es la esposa de este testaferro del narcotráfico”.


FUENTE: Con información de elnuevosiglo.com.co
 

LO + Leído...