sábado, 14 de marzo de 2020

(España) Madrid asume que se van a multiplicar los casos y convertirá hoteles en hospitales

La Comunidad de Madrid ha presentado un plan sin precedentes para medicalizar hoteles, cerrar discotecas y elevar las camas de UCI hasta el millar, lo que permitiría cubrir hasta seis veces más casos graves que actualmente. Los médicos de Madrid, de cualquier especialidad, están recibiendo la orden de ponerse bajo las órdenes del jefe de Urgencias de su hospital y los centros cancelan cirugías y consultas.
Los centros están ampliando las UCI a marchas forzadas y el consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha lanzado un SOS al Gobierno: "Necesitamos material". Los gerentes no encuentran los respiradores imprescindibles y tienen dificultades para suplir al personal en aislamiento.

Madrid ha cambiado su estrategia frente al coronavirus. A los pacientes leves los dejará en casa ya sin test y solo se les pedirá aislamiento. "Cuando un paciente tenga síntomas leves, debe quedarse en casa. En ese caso, se tratará desde la atención primaria por teléfono o presencial. Si es grave, se tratará en el hospital", explicó el consejero. Eso disparará el número de casos oficiales. "Todo el que se presente con sintomatología leve será considerado un paciente de coronavirus, lo que implicará un incremento de los casos". Los médicos sospechan que muchos cuadros gripales o catarrales son en realidad coronavirus que en personas sanas cursan de forma leve. Así que ahora en Madrid todo el que tenga síntomas será contabilizado.

Pero ante el alud de casos, creará dos estaciones más de tratamiento. Las residencias estarán medicalizadas para que los mayores no vayan al hospital. Y además, Madrid creará "hoteles medicalizados" con médicos y enfermeras para vigilar los casos menos graves.

Para el número significativo de casos, lo que amenaza con colapsar las UCI, el consejero ha anunciado que espera crear 1.000 camas. "La mayoría estamos cerrando quirófanos y usando los respiradores para crear nuevas UCI en las unidades de reanimación", explica un directivo de un hospital. Madrid tiene actualmente 164 personas en la UCI, lo que supone casi la mitad de las camas ocupadas. El problema es que en las UCI las estancias de los pacientes con los peores síntomas son prolongadas, de unos 20 días, con respiración asistida, y eso amenaza con el colapso. Los fabricantes de ventiladores no dan abasto con los pedidos porque el mercado mundial está desbordado. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de El Confidencial
 

LO + Leído...