viernes, 24 de abril de 2020

(Brasil) Se hundió la bolsa de San Pablo y el dólar trepó a niveles récord tras la dimisión del ministro Sergio Moro

La Bolsa de Sao Paulo se hundió este viernes más de 5% y el real cayó a mínimos históricos frente al dólar, tras la renuncia del ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, quien denunció “interferencias políticas” del presidente Jair Bolsonaro en asuntos judiciales.

El índice Ibovespa llegó a caer más de 9%, pero por la tarde recuperó terreno y cerró con una baja de 5,45%, a 75.330 puntos.

El Ibovespa ya había caído 1,27% el jueves, cuando surgieron los primeros rumores de que Moro podría renunciar debido a la posible sustitución del jefe de la Policía Federal, una institución clave en las investigaciones judiciales, oficializada durante la madrugada del viernes.

El dólar llegó a negociarse por primera vez por encima de los 5,70 reales, aunque por la tarde se establizó en 5,66.

La crisis política se produce en plena tormenta por la pandemia de nuevo coronavirus, que paralizó la economía mundial y derrumbó los mercados. En lo que va del año, el Ibovespa perdió un 35% y el real cayó más de 40% frente al dólar (a fines de 2019, la moneda brasileña se cotizaba a 4,01 reales).

La crisis del coronavirus debilitó además la agenda de reformas promercado del ministro de Economía, Paulo Guedes, que según comentaristas se mostró crítico de las medidas de inversiones públicas propuestas por el gobierno para ayudar en la recuperación de la economía.

Entre las principales bajas del viernes, figuraron las acciones ordinarias y preferenciales (con derecho a voto) de Petrobras (-7,32% y -5,90% respectivamente), las aerolíneas Azul (-14,54%) y Gol (-11,89%) y el fabricante de aviones Embraer (-10,68%).

Moro era el ministro más popular del gabinete y la figura con mayor peso político. Su salida deja debilitado al gobierno, que venía recibiendo múltiples críticas por el manejo de la pandemia. Bolsonaro había quedado muy expuesto la semana pasada por el despido del ministro de Salud, Luis Henrique Mandetta, con el que se había roto la relación por el apoyo del funcionario al confinamiento ordenado por la mayoría de los estados del país, rechazado por el presidente.

Moro era considerado uno de los representantes del ala moderada y tecnocrática del gobierno, en contraposición con el ala ideológica, que integran el propio Bolsonaro y sus hijos. Su salida despierta en los inversores el temor a que el gobierno termine de perder el rumbo.

El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, canceló este viernes un evento online organizado por el Banco Itaú, en medio de la creciente volatilidad en los mercados financieros del país y de la profunda inestabilidad política exacerbados por especulaciones de más renuncias en el Gabinete.

Las especulaciones sobre el futuro de Guedes crecieron el jueves luego de que no estuviera presente en la presentación de un nuevo paquete de estímulo fiscal para batallar contra los estragos económicos del nuevo coronavirus. El plan “Pro-Brasil” para inversión en infraestructura, minería, energía y desarrollo regional fue anunciado en una conferencia de prensa el miércoles por el jefe del Gabinete, el general de Ejército Walter Braga Netto, junto con el ministro de Infraestructura, Tarcisio Freitas, un ingeniero militar.

Guedes no apareció, suscitando interrogantes en Brasilia sobre el compromiso del presidente Jair Bolsonaro con la disciplina fiscal y el impulso de la inversión privada más que del gasto público. Aunque el programa “Pro-Brasil” aún se encuentra en planificación y no tiene objetivos de gasto anunciados, dos personas familiarizadas con el asunto dijeron que las inversiones solo del Ministerio de Infraestructura podrían ascender a 30.000 millones de reales (5.500 millones de dólares), frente a los 18.000 millones de reales del actual presupuesto trienal.

Un 0,4% del producto interno bruto no es particularmente grande en términos económicos, pero podría tener un impacto político mucho más serio: es la más reciente señal de que la influencia militar en el gabinete de Bolsonaro está en aumento y la del ‘superministro’ Guedes disminuye.

“Simbólicamente, fue un momento terrible para Guedes”, dijo Creomar de Souza, fundador de la consultora Dharma Political Risk And Strategy. “Parece que Bolsonaro y los militares ahora están decidiendo la política económica y que Guedes ya no es la voz más importante en estos temas”.

El zar de la privatización, Salim Mattar, quien reporta a Guedes, dijo que el plan anunciado por Braga Netto “es un poco diferente a los planes del Ministerio de Economía”. Cuando se le preguntó el miércoles por la noche por qué Guedes no dio a conocer el plan “Pro-Brasil”, después de abandonar temprano una reunión del gabinete, Bolsonaro dijo que Guedes “participó un poco y participará bastante la próxima semana”.

Guedes, que reunió las competencias de tres ministerios en uno, fue anunciado como uno de los dos ‘súper ministros’ del presidente de extrema derecha, a quienes el capitán retirado del Ejército recurrió para asumir el cargo en enero del año pasado. El otro era precisamente Sergio Moro, que ya no está más en el cargo.

FUENTE: Con información de AFP y Reuters -  Infobae
 

LO + Leído...