miércoles, 22 de abril de 2020

Panamá implementó medidas para evitar avalancha de muertes por el COVID-19

El 5 de enero, las autoridades chinas declararon que estaban investigando un brote de neumonía que no era SARS ni MERS en la ciudad de Wuhan. Dos días después lo identificaron como un nuevo coronavirus y el 11 de enero anunciaron el primer fallecimiento. Lourdes Moreno, directora de Epidemiología de Panamá, dice que leyó esas informaciones y de inmediato alertó a las instituciones sanitarias de todo el país.

“Nosotros no podemos correr riesgos porque somos un centro de tránsito y conexiones para todo el mundo”, explica con vehemencia en entrevista telefónica con Noticias Telemundo. Solo en 2019, el aeropuerto internacional de la Ciudad de Panamá registró un tráfico de 16.6 millones de pasajeros, la mayoría de ellos en conexión aérea hacia más de 80 destinos en Europa, Asia y América, de acuerdo con Telemundo.

El 15 de enero se celebró una reunión oficial de preparación, y una semana después los científicos del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud iniciaron la búsqueda de casos. “No nos tomó por sorpresa. Somos un país de tránsito y ese tipo de infecciones suelen presentarse aquí”, explica Alexander Martínez, jefe de investigación Genómica Proteómica del instituto.

El 29 de enero, el Gobierno panameño decretó la emergencia nacional y dedicó un millón de dólares con el fin de preparar al país para la pandemia, además de implementar los chequeos a viajeros y las pruebas de tamizaje. En contraste, Italia no decretó la alarma hasta el 31 de enero, y España, otro de los países más afectados, hasta el 14 de marzo. El 22 de enero, el presidente estadounidense Donald Trump declaró: “Lo tenemos completamente bajo control. Es solo una persona que viene de China”. ->>Vea más...

FUENTE: Agencias
 

LO + Leído...