jueves, 23 de julio de 2020

(Panamá) Varela compartió la idea de cerrar la Asamblea Nacional en apoyo a empresa portuaria

Las facultades como jefe del Órgano Ejecutivo para vetar leyes, las facilidades en el manejo de la opinión pública y hasta el poder de neutralizar la competencia en los puertos, fue el apoyo que le ofreció Juan Carlos Varela a su amigo Guillermo Liberman para darle “tranquilidad” y evitar la cancelación del contrato de concesión entre el Estado y la empresa Autoridad de Puertos de Singapur (PSA Panamá).

La información surge de las filtraciones de las conversaciones que sostuvo el presidente Juan Carlos Varela entre 2017 y 2018 y publicadas en el portal Varelaleaks, que revelan el disgusto que tenía el empresario Guillermo Liberman por la decisión de la Asamblea Nacional de cancelar esta concesión, al punto de que hasta sugirió el cierre de este órgano del Estado, una idea que fue compartida por el expresidente y que no quedó en esta conversación, sino que fue abanicada en las redes sociales.

“Dice que el diputado Ayala metió este camarón contra la ley de PSA. Esa Asamblea hay que cerrarla como hizo Fujimori”, comentó Liberman al entonces presidente, quien le respondió en modo de aceptación “así es”, en una conversación del 20 de abril de 2018, cuando el exmandatario agregó: “Dice aprobaron en tercer debate. Qué locura. Por Dios que provica (provoca) cerraf (cerrarla)”.

Ese mismo día fue publicado en Twitter un mensaje que promovía el cierre de la Asamblea, bajo el argumento de utilizar la mayoría legislativa para derogar un contrato ley. El mensaje provocó una respuesta de rechazo, considerando la idea como un atentado contra el orden constitucional.

El exmandatario compartió ese mensaje de Twitter, que pedía el cierre de la Asamblea, con su amigo Liberman, en la conversación del 20 abril de 2018, el mismo día que fue publicado. Al mismo tiempo le transmitía su apoyo desde el poder. “Dale tranquilidad a tu gente... Toca darles en la cabeza... Me toca vetar”, repitió Varela al empresario.

A juicio del entonces presidente todo era un “chantaje”, pero por ningún motivo caerían en él. Entonces, pensó en escribir un mensaje a través de las redes sociales, pero no incluiría la decisión del veto por recomendación de la “PGN” (Procuraduría General de la Nación). La idea era que la gente indignada lo pidiera. Así se le daría un escarmiento a los que están detrás de la cancelación del contrato de PSA.

Escribió dos mensajes para su cuenta de Twitter, que compartió con el empresario antes de publicar... “Creo que me voy con este”, dijo, “revocar un contrato ley después de 4 años de vigencia que conllevó una inversión extranjera de $800 millones y la generación de miles de empleos es atentar contra la seguridad jurídica y con el ingreso familiar de los panameños atacando una obra de infraestructura portuaria que abastece al comercio marítimo mundial”, agregó.

La Asamblea Nacional de Diputados, en abril de 2018, aprobó el proyecto de ley 53, que derogaba el contrato de la concesión que tiene PSA Panamá para la construcción y operación del puerto de Rodman.

Mientras que el 5 de junio de 2018, el Órgano Ejecutivo vetó el proyecto por considerarlo inconveniente e inexequible porque cancelaba el desarrollo de un importante puerto. En un comunicado, la Presidencia de Panamá aseguraba que el proyecto violaba varios artículos de la Constitución de la República. El veto también hacía referencia a posibles violaciones al reglamento de la Asamblea Nacional.

Las diferencias de Varela con la Asamblea

Dentro de las conversaciones se puede notar que Liberman se enteró de la intención del diputado Roberto Ayala, del Partido Revolucionario Democrático (PRD), de proponer la cancelación de la concesión, a través del hermano del presidente, José Luis Varela, quien para ese entonces era diputado de la Asamblea.

“Me lo manda Popi”, dijo Liberman al compartir con el presidente un mensaje. “Dice (José Luis Varela) que el diputado Ayala metió este camarón contra la ley de PSA”.

En la conversación denotaba que Liberman tenía contactos con figuras influyentes de la bancada del PRD. “No sé si llamar a PMG (Pedro Miguel González) o esperar”, dijo el empresario al expresidente, quien respondió: “Tranquilo... No llames a nadie ...Ya lo pasaron ... Me toca vetar”.

Este incidente contribuyó a agravar las diferencias entre el Ejecutivo y la Asamblea. “Es un traidor. Se lo hizo a Popi, se lo hace a don Samuel, a ti. Ayala es un pistolero. Pero, lo podemos neutralizar”, respondió Varela, quien se mostraba molesto con la bancada del Partido Revolucionario Democrático (PRD), que propuso el proyecto.

El poder del gobierno a disposición de PSA

Varela también le ofreció a Liberman el poder desde el gobierno para neutralizar a la competencia de PSA. “Le voy a caer a PPC”, dijo el presidente. Liberman le respondió que tenía que “parar” a George Chang, de la empresa Panama Ports Company (PPC).

Varela decidió entonces que no lo dejaría entrar al país. “Voy a sacar del país a George Chang”, aseguró. Además, haría un llamado al más alto nivel de la empresa portuaria. “Llama a esos hijueputas...”, lo aupó Liberman. Y, posteriormente compartieron información del empresario de PPC, relacionada con su estado civil, lugar de nacimiento y pasaportes.

En otra conversación, del 21 de julio de 2017, Liberman le informa a Varela: “Ahora te mando lo que presentó Meilán ante el MEF esta mañana. Le toca a Dulcidio (Dulcidio De La Guardia, entonces ministro del MEF) hacer lo que no ha hecho nadie hasta ahora y fiscalizar con una verdadera auditoría”.

En otra conversación del 30 de agosto de 2017, Liberman le escribe a Varela: “Meilán ya presentó su demanda por bien oculto ante el MEF”. Varela le responde: “Sí, voy a presionar con eso”.

Al día siguiente, Liberman vuelve y le escribe: “¿El MEF quiere recaudar?, ahí tiene una buena oportunidad. Pedro (Meilán) estuvo peleando dos años para conseguir los estados financieros. Dulcidio no lo ayudó. De hecho lo demoró innecesariamente. Ahora él puede pedir que amplíen el rubro de los llamados costos por servicios. ¿Cuánto gastan en abogados y publicitarias para mantener su monopolio?”, y Varela le responde: “Sí, lo vamos a ver”.

Pero no solo eso estaba en los planes de Liberman. Quería todos los detalles de por dónde pasaría la línea 3 del Metro. En una conversación del 29 de septiembre, Liberman le escribe a Varela: “Necesitamos definir dónde es la estación de línea 3 del metro” y Varela le responde: “Donde pueda partir el ferrocarril”.

Liberman le preguntó: “¿eso lo trabajas con el MOP? Y Varela le dijo que “yo directo”.

A Liberman le interesaba conocer esa ruta de la línea 3, por dos razones: “para ver la posible afectación de nuestra área y para tener buen acceso peatonal a la estación”. “Me interesa entender qué área me afecta para saber de qué superficie dispongo para alquilar o construir...”.

La amistad y los negocios entre Liberman y Varela fluyeron muy bien durante el mandato del expresidente. Curioso, muy curioso fue que Varela le recomendó a Liberman que se leyera un libro que escribió el exembajador de Panamá en Italia Fernando Berguido: Anatomía de una trampa.

FUENTE: Con información de Marlene Testa - La Estrella de Panamá
 

LO + Leído...