viernes, 7 de agosto de 2020

(Panamá) Defensa de Luis Cucalón asegura que el exdirector de la Dirección General de Ingresos podría morir en prisión

En manos del Pleno de la Corte Suprema de Justicia está la vida del exdirector de la Dirección General de Ingresos (DGI), Luis Cucalón, luego de que la Sala Segunda de lo Penal ratificó en su contra una condena de ocho años de prisión.

Carlos Carrillo, abogado defensor de Cucalón, presentó un recurso de apelación que busca que el Pleno de la Corte revoque la decisión del Segundo Tribunal dictada en contra del exfuncionario, quien padece múltiples afectaciones de salud.

"Estamos apelando para que la Corte Suprema de Justicia proteja la vida de Luis Cucalón, exdirector de La Dirección General de Ingresos", puntualizó.

El defensor añadió que ya un juez de cumplimiento confirmó el estado de salud del exfuncionario e indicó que a Cucalón debiera protegérsele su vida.

Carrillo agregó que en el proceso que llevan en el sistema inquisitivo no se ha cumplido con el derecho fundamental de la vida que tiene Cucalón.

Múltiples enfermedades
Entre las afectaciones de salud que padece el exdirector de la DGI están: úlcera gástrica, enfermedad ácido péptica, glaucoma crónico de ángulo abierto, enfermedad diverticular del colon y resección del intestino grueso.

Además, padece de hipertensión crónica, enfermedad pulmonar obstructiva, lesión en su hombro izquierdo, entre otras múltiples enfermedades.'

El pasado 7 de mayo, Luis Cucalón fue beneficiado con el cambio de medida de detención a casa por cárcel, en una audiencia que se realizó por videoconferencia en el Sistema Penal Acusatorio de Plaza Ágora. Esta decisión fue apelada por la fiscal Zuleyka Moore y el 11 de mayo, el Tribunal de Apelaciones ratificó la medida a Cucalón.

Cucalón, quien está detenido desde el 2014 en el Centro de Rehabilitación El Renacer, mantiene fuertes afectaciones pulmonares que lo han llevado a utilizar un respirador artificial. Además, los medicamentos que tiene que tomar son comprados por sus familiares, porque no los facilita el centro médico del penal.

Dentro de su apelación, Carrillo manifestó que como es de conocimiento público, el Centro Penitenciario El Renacer no cuenta con las condiciones adecuadas para controlar las diversas patologías que afectan a su defendido.

Además de esto, el hacinamiento en que se encuentra este penal, en caso de contagiarse de la COVID-19, las consecuencias para Luis Cucalón serían fatales.

Frente a esta situación, el defensor hace dentro de su apelación mención a la resolución del 27 julio de este año, en la cual la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), indica que los procesos relacionados con denuncia de afectación a los derechos de las personas con la COVID-19 y la ejecución de las sanciones, deben hacerse en un tiempo razonable.

La CIDH, en otra resolución, agregó que ante el alto impacto que la COVID-19 pueda tener en los privados de libertad, se torna necesario reducir los niveles de sobrepoblación y hacinamiento carcelario.

Luis Cucalón, quien cuenta con 62 años de edad, fue condenado por los supuestos delitos de peculado y corrupción de servidores públicos, proceso en el cual ya ha estado detenido por más de seis años en el Centro Penal El Renacer.

FUENTE: Con información de Luis Ávila - Panamá América
 

LO + Leído...