viernes, 4 de septiembre de 2020

(EE.UU.) Marisol Nichols, actriz de “Riverdale”, habló de su trabajo como agente encubierta del FBI

En los últimos años, Marisol Nichols ha estado haciendo malabarismos con las exigencias de ser actriz tiemplo completo en la pantalla chica y un trabajo paralelo poco convencional: el de agente encubierta en la lucha contra el tráfico sexual infantil para el FBI, la principal agencia de investigación criminal del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Nichols, de 46 años, ha sabido pasar desapercibida en los casos en los que se ha involucrado pese a su fama. Desde 2017 interpreta en la conocida serie “Riverdale” el papel de Hermione Lodge, la madre Verónica (Camila Mendes), una de las jóvenes protagonistas.

Aunque hasta ahora no había hablado de “su otro trabajo” públicamente, Nichols ha ejercido como portavoz contra estos crímenes en distintas ocasiones y en 2014 creó su propia ONG, Foundation for a Slavery Free World.

Nichols reveló que a los 11 años fue violada por un grupo de chicos mayores que ella durante una fiesta a mediados de la década de 1980. “Terminó siendo mi peor pesadilla”, afirmó la actriz durante una entrevista. Pese a saber que la violación no fue culpa suya, aún lucha las secuelas del hecho. “¿Qué diablos está haciendo una niña de 11 años en una fiesta con un grupo de chicos fumando marihuana y bebiendo alcohol?”, se preguntó retóricamente. “Cambió toda la trayectoria de mi vida en un día”.

La noticia de la violación de Nichols se extendió rápidamente por la ciudad en los días posteriores al hecho, lo que la llevó a entrar en un ciclo de abuso de sustancias que continuaría hasta los 20 años. “Tomé muchas drogas”, graficó.

No fue hasta que se inscribió en clases en el College of Du Page, un colegio comunitario en Glen Ellyn, Illinois, que Nichols comenzó a actuar. Finalmente se mudó en 1995 a la ciudad de Los Ángeles para seguir una carrera en la actuación.

La intérprete reveló su trabajo secreto este mismo año en la revista Marie Claire. Ahí contó cómo durante los últimos seis años ha colaborado con la agencia federal y policías locales infiltrándose en operaciones para el desmantelamiento de redes de tráfico humano y sexual. En el artículo, escrito por Erika Hayasaki, contó que servía como “cebo” para operativos a nivel nacional e internacional.

Para lograr detener a los pedófilos, Nichols se hizo pasar por una madre que buscaba vender a su hijo o una niña de 12 años, haciendo creer a los criminales que tendrían sexo con ellos.

Durante una operación encubierta trabajó en una habitación de un hotek donde se esperaba capturar a un depredador después de poner anuncios en una web clandestina ofreciendo sexo con niños. Nichols se puso al teléfono y habló con los delicuentes con un tono tímido y preadolescente con la esperanza de atraerlos a la habitación. La operación dio resultado y atraparon a una docena de hombres.

La actriz también recordó otra operación en la que se detuvo a un hombre de 38 años que “parecía ser un agente de bienes raíces”. “Estos tipos parecen personas normales”, dijo al respecto.

Nichols, cuya experiencia televisiva también incluye papeles en series como “Caso abierto”, “Justicia ciega” y “Mentes criminales”, más de una vez interpretó a un policía en la pantalla chica. Incursionó en este trabajo cuando su carrera se estancó en 2012.

Fue ese año cuando Nichols inició sus contactos con el FBI y unos cuantos meses después participó en la primera redada. Ahora, esa faceta de la actriz se convertirá en una serie de televisión, según adelantó el sitio especializado Deadline.

Sony Pictures Television está trabajando en el desarrollo de este nuevo programa contando la historia de Nichols, donde la actriz será productora ejecutiva y, probablemente, también la protagonista.

FUENTE: Con información de Infobae
 

LO + Leído...