lunes, 17 de mayo de 2021

(Colombia) Yo no pago para que me peguen (+Opinión)

Por: Catalina Botero -
Con esa frase se refería el expresidente mexicano José López Portillo al uso de la publicidad oficial como mecanismo de premio o castigo a la prensa de su país. Para el México de entonces, la prensa independiente o crítica era un elemento indeseable en el camino por mantener el eterno, corrupto y autoritario poder del gobierno.

...El uso de los dineros del erario para premiar a la prensa complaciente y castigar a la prensa crítica está expresamente prohibido por el artículo 13.3 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, que prohíbe la llamada censura indirecta. En distintos lugares de la región, incluyendo el sistema interamericano, las cortes han señalado que el uso de los bienes o recursos que administra el Estado debe estar dirigido exclusivamente a cumplir funciones públicas y no la mera voluntad autoritaria de sus gobernantes. En Argentina, por ejemplo, la justicia ha condenado a los gobiernos que decidieron suprimir la publicidad oficial pautada en medios independientes como desquite por un cubrimiento crítico. Ello no significa que todos los medios de comunicación tengan derecho a obtener publicidad estatal o a usar el espectro para emitir señales de radio o televisión. Lo que significa es que toda asignación o retiro de estos recursos debe hacerse con un criterio objetivo, transparente y democrático, y que no puede usarse como sanción encubierta por el ejercicio de un derecho fundamental como la libertad de prensa.

Ahora más que nunca necesitamos una prensa crítica e independiente, capaz de explicar la complejidad de la gravísima situación por la que estamos pasando; una prensa que no se quede con las versiones oficiales ni se rinda ante los falsos rumores; una prensa seria, profesional, que investigue, que verifique, que haga las preguntas incómodas y las propuestas arriesgadas. ->>Vea más...
 
FUENTE: Artículo de Opinión – Los Danieles
 

LO + Leído...