martes, 10 de agosto de 2021

(Colombia) Si Messi juega en Colombia (+Opinión)

Por: Daniel Samper Ospina -

Apreciado Lionel:

Reciba un caluroso saludo de este amigo suyo que lo venera y que lo acompaña también en las malas: en estos duros momentos en los que la vida lo sorprende con el súbito revés de quedarse sin empleo, en una edad en que ya no es joven. Permítame decirle que no está solo, señor: y con esta misiva ofrezco mis mejores oficios para conseguirle cita con el presidente de Santa fe, el muy prístino Eduardo Méndez, para que termine usted vistiendo la camiseta del glorioso cuadro albirrojo, en un gana-gana en que usted podría apropiarse del único palmarés que le falta a su prodigiosa carrera, y nosotros solucionar un problema en el medio campo que, sin quitarle méritos a Kelvin Osorio, su futuro colega, estamos padeciendo. Estoy seguro de que su presencia renovará el ánimo del equipo, hoy en día sepultado en la última posición de la tabla, en los —eso sí— verdaderos sótanos del infierno.

Bogotá no será Barcelona, pero tiene lugares muy agradables como el Monumento a los Héroes, en cuyas cercanías funcionaba en los años ochenta un restaurante que, mire usted, se llamaba Las Ramblas: es como si fuera el destino. Es una ciudad amistosa e incluyente, sobre todo con el amigo raponero, que, a semejanza de los jueces de boxeo en los Juegos Olímpicos, son expertos en robar medallas de oro. Por lo demás, la capital polombiana es el lugar preferido de Mick Jagger en todo el mundo, ojo, en todo el mundo, para comer obleas, y cuenta con un metro subterráneo en ciernes que, a diferencia de las estaciones de Transmilenio, y a semejanza suya cuando toma la esférica, no resultará sencillo de bloquear.

Sí: es posible que, por irresponsabilidad de la Dimayor, que es como la FIFA nuestra, y ligereza de la Alcaldía de la capital, en uno que otro partido se presente una invasión de hinchas violentos a la cancha que se revientan a pata hasta la inconsciencia. Esto sucede especialmente si el juego es entre Santa Fe, su futuro equipo, y el Nacional. Pero son cosas del fútbol, mi querido amigo, y usted es lo suficientemente ágil como para zigzaguear entre las barras bravas antioqueñas sin sufrir rasguño alguno.  ->>Vea más...
 
FUENTE: Artículo de Opinión – Los Danieles
 

LO + Leído...