martes, 6 de noviembre de 2018

(España) Las hipotecas parten al Supremo: la división continúa y el debate se alarga a la tarde

El Pleno del Tribunal Supremo continúa atascado con las hipotecas. A lo largo de la sesión de mañana de este segundo día de deliberaciones los 28 magistrados han continuado sus intervenciones aunque aún quedan algunos por manifestar su opinión por lo que se ha decidido, como ya sucedió ayer, suspender para el almuerzo y proseguir durante la tarde. Durante esta primera parte del debate han expuesto su criterio más de una veintena de los participantes. A falta de que se escuche el criterio de cinco jueces -entre ellos el presidente Luis María Díez-Picazo y el expresidente José Manuel Sieira- la única evidencia sigue siendo que están partidos por la mitad.

La división que ya se adivinaba en las últimas dos semanas, el tiempo transcurrido desde que una sentencia cambiara un criterio vigente durante más de 20 años, se hizo patente ya en la primera jornada de reunión y ha continuado hoy. El Pleno, que arrancó con la crítica a la forma de convocarlo, se inclina ahora mismo por una mayoría justa por avalar el pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados por parte del banco. No es eso lo que desean los magistrados que dedicarán las próximas horas a acordar una solución con un respaldo mayor. Además de los mencionados esta tarde expondrán su criterio Jorge Rodríguez Zapata, Pablo Lucas y Eduardo Espín.

Durante el primer día y pese a que la discrepancia y la tensión fueron evidentes tanto durante la sesión de mañana como en la de tarde, imperó la corrección y los magistrados aparcaron sus diferencias y roces de carácter personal para centrarse en el debate jurídico. Lo mismo ha sucedido hoy. Es previsible que la reunión se prolongue durante toda la jornada de este martes aunque muchos quieren forzar una decisión hoy mismo. No se descarta una segunda ronda de intervenciones tras la exposición preliminar.

La cuestión de la retroactividad ni siquiera se abordó, porque aún no han quedado definidas las posturas ni si hay una mayoría, aunque sea estrecha, a favor de una u otra opción. Las últimas tres horas, ya en horario de tarde, comenzaron con la exposición de los dos magistrados designados ponentes de los tres recursos que estudia el pleno, no solo similares a los ya fallados por la sección sino idénticos, ya que fueron presentados por la misma entidad: la Empresa Municipal de la Vivienda de Rivas.

Intervinieron al inicio José Navarro y Nicolás Maurandi, en defensa del giro jurisprudencial que ya expresaron en sus resoluciones. Tras ellos, otros siete magistrados tomaron la palabra y fueron exponiendo sus opiniones particulares sobre el asunto de fondo. Nada quedó claro y lo único seguro en este momento es que la deliberación está aún muy abierta. "Todo está muy verde", confesaba uno de los asistentes al pleno a El Confidencial. Otras de las fuentes consultadas admiten que buena parte de los asistentes están indecisos.

Las dificultades para avanzar ya se adivinaron durante la mañana. Desde el arranque del pleno y a lo largo de casi cinco horas, de 10 a tres de la tarde, los 28 magistrados solo lograron acordar que es necesario debatir. Se planteó la posibilidad de confirmar sin más análisis los argumentos que se reflejaron en las tres sentencias de la Sección Segunda, pero la cuestión se desestimó.

La prórroga no gusta
Esta prórroga para conocer una resolución que se espera con ansiedad por parte de sectores de lo más diverso no gustó a muchos. El interés de la banca, que teme afrontar desembolsos millonarios, va en aumento. Todos los ojos de las entidades, incluso del Banco de España, estuvieron ayer atentos al alto tribunal. También desde la bolsa, que reaccionó con fuertes caídas a la decisión de hace unos días, hay interés.

A pesar de todas las dificultades, los 28 jueces confían en alcanzar una solución de consenso que salve la credibilidad del Supremo, muy tocada por este caos hipotecario que ha sembrado la inseguridad jurídica en todo el sector. Juzgados paralizados, transacciones detenidas, claúsulas en las escrituras e incluso operaciones frustradas a la espera de la decisión final. Quieren hacer lo posible por dejar la cuestión cerrada lo antes posible.

Algunos de los magistrados defienden que se impone un sobreesfuerzo para llegar a un acuerdo y proponen un pleno maratoniano que no se cierre hasta que se determine cómo proceder. Las fuentes consultadas temen, no obstante, que si gana la nueva doctrina, el escollo sobre el periodo de aplicación se cronifique y alargue las cosas aún más. Por el momento, bancos y clientes tendrán que seguir esperando. Aunque, según las palabras de algunos de los magistrados, puede suceder "cualquier cosa", es previsible que el debate de esta segunda jornada se centre en permitir reclamaciones para los que pagaron en los últimos cuatro años o hacer 'borrón y cuenta nueva' y comenzar a aplicar el criterio desde ahora.

FUENTE: Con información de BEATRIZ PARERA - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...