jueves, 7 de febrero de 2019

(España) El Gobierno, al límite entre la división interna, la oposición y el independentismo

Pedro Sánchez tiene que volver a tirar de su 'Manual de resistencia'. En dos días, el caótico anuncio de la aceptación de un relator/mediador/facilitador en Cataluña ha destapado todas las presiones contra el Gobierno. Diputados críticos del PSOE que aguantaban mordiéndose la lengua han pasado de criticar en voz baja a hacerlo en público y se unieron a los barones —dentro del Gabinete, las críticas se mantienen en privado pero son crecientes—; PP, Ciudadanos y Vox vuelven a la calle y han convocado una gran manifestación contra él el domingo, y el independentismo, visiblemente dividido, da la impresión de no querer Presupuestos ni siquiera con cesiones. El malestar por el libro del presidente añade la impresión de legislatura ingobernable, aunque Sánchez ya ha superado semanas negras y cree que la marcha del domingo le regala la foto de 'las tres derechas' que va a perseguir a Albert Rivera.

La escena fue significativa. La exportavoz del PSOE en el Congreso Soraya Rodríguez se cruza con el expresidente de Castilla-La Mancha José María Barreda por los pasillos del Congreso. "Te vi a ti y me he animado", le confiesa él entre risas. La noche antes, Rodríguez había roto el silencio socialista con un tuit: "Ni mediadores ni relatores. El diálogo entre el Estado y una comunidad autónoma necesita respeto a la Constitución, al Estatuto y a las instituciones".

Barreda sale de los sets de televisión y de conceder una ronda de entrevistas. "Hay que poner pie en pared". "No merece la pena resistir a toda costa". "Habría que haber convocado elecciones en septiembre". Los dos son las estrellas del día en el Congreso. Han dicho en voz alta lo que muchos —o unos cuantos— musitaban antes en el pasillo y en la cafetería. A lo largo del día, los barones socialistas, que temen una sangría de votos en cada movimiento de Sánchez con Cataluña, se van uniendo. El caótico anuncio el día anterior —primero Miquel Iceta en TV3 y luego Carmen Calvo en el Senado— de que el Gobierno aceptaba una especie de mediador en Cataluña sirvió como espita.

FUENTE: Con información de RAFAEL MÉNDEZ - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...