martes, 5 de febrero de 2019

(España) Garzón trabajó para la Banca d'Andorra, donde hay polémicas cuentas de venezolanos

España y otros países de la Unión Europea, como Alemania o Francia, reconocieron el lunes a Juan Guaidó como presidente de Venezuela frente a un Nicolás Maduro que se aferra al Ejército y al pueblo armado. Precisamente es en los militares donde tienen puestos sus ojos Estados Unidos y el Grupo de Lima, con especial relevancia en los que manejan la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PdVSA), cuyo abogado en España es el ex juez Baltasar Garzón.

Como desvelaba ayer Público, el ahora letrado es una baza para los estrategas de España y Estados Unidos que quieren que esta cúpula de poder abandone. Aunque Garzón lo negó, las fuentes consultadas destacan que acababa de llegar de República Dominicana de presentar el documental The Code, sobre jurisdicción internacional y la persecución de grandes delitos económicos, financieros y medioambientales. Un evento donde coincidió con personas que tendrían algo que decir en un posible proceso contra Maduro y su Gobierno ante la Corte Penal Internacional.

Lo que sí confirmó Baltasar Garzón es que la petrolera venezolana le llegó como cliente en 2017, a través de un despacho estadounidense con sede en España, y que su relación con la empresa era "cero". Las gestiones realizadas por este medio apuntan a que se trataría del bufete Squire Patton Boggs, con domicilio en Estados Unidos y Madrid, y que representó a una filial de PDVSA hasta que en 2018 comenzó a representar a uno de los 'desertores' exchavistas, Abraham Shiera. Para rizar más el asunto, Shiera es uno de los denunciados por Garzón en España, querella puesta a mediados de 2017. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de PATRICIA LÓPEZ - https://www.publico.es
 

LO + Leído...