jueves, 14 de febrero de 2019

(España) ¿Quién quemó el Windsor? Un libro profético sobre la gran conspiración (+Opinión)

Por: Carlos Prieto - Del incendio del edificio Windsor —12 de febrero de 2005— se ha dicho de todo. Que mientras estaba en llamas unos misteriosos señores entraron a llevarse documentos comprometedores. Que no eran unos señores, sino fantasmas, militares, viajeros en el tiempo... Que había un pequeño butrón en el sótano por el que podía haber entrado y salido un enano (en serio). Que había una puerta secreta de entrada al rascacielos. Iker Jiménez hizo un programa especial de radio en el que calentó la cabeza a todos los españoles.

Pues bien: nada de eso ha sido suficiente: ni a Iker Jiménez de tripi se le hubiera ocurrido el giro que ha pegado el asunto estos días: según 'Moncloa.com', cabría la posibilidad de que el incendio del Windsor fuera un trabajo del comisario Villarejo para achicharrar papeles que comprometían a Francisco González (FG), entonces presidente del BBVA. Villarejo y el Windsor. En efecto: éramos pocos y parió la abuela.



La gran humillación
El problema no es que la realidad supere a la ficción: es que tiende a humillarla. No hay trama por absurda que suene que no pueda haber pasado en España en los últimos 10 años. Por eso es bueno que la ficción eche una mano al periodismo de vez en cuando: para imaginar escenarios descabellados (pero posibles). Ahí es donde entra Gabriela Cañas, periodista y escritora, que en 2011 publicó una novela —‘Torres de fuego’— donde imaginaba cosas sobre el incendio del Windsor bastante parecidas a las publicadas esta semana: que un gran empresario podía haber encargado la destrucción de ciertos papeles del Windsor. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de "Animales de compañía" - Carlos Prieto - https://blogs.elconfidencial.com
 

LO + Leído...