jueves, 9 de mayo de 2019

Surge nueva teoría de por qué Leonardo Da Vinci no acabó de pintar la Mona Lisa

El misterio que rodea a la obra de Leonardo da Vinci continúa haciendo correr ríos de tinta cinco siglos después de su muerte. Muchas de sus obras han sido analizadas desde miles de perspectivas, especialmente la Mona Lisa, posiblemente la pintura más enigmática de todas. Pero, ahora, dos médicos italianos creen haber resuelto una de las grandes dudas sobre el cuadro: no está acabado... por culpa de una lesión que se produjo en su mano derecha.
Mucho se ha estudiado quién era la Gioconda, qué representa el misterioso fondo, el porqué de su enigmática sonrisa e incluso si existen códigos secretos en la pintura, pero su tenebrosa apariencia podría tener una explicación mucho más sencilla: el cuadro nunca fue terminado. Es un teoría muy respaldada por los expertos, que consideran que el cuadro no llegó a rematarse del todo y, ahora, dos expertos consideran que han encontrado la razón de ser.

Un estudio publicado en el Journal of the Royal Society of Medicine, realizado por los doctores Davide Lazzeri -cirujano plástico- y Carlo Rossi -neurólogo-, confirma que la pintura nunca se acabó. ¿Por qué? Gracias a un desconocido retrato del genio lombardo y a un escrito de un cardenal para el que trabajaba que confirmarían que habría sufrido un accidente en sus últimos años de vida que le impedirían manejar su mano con normalidad.

La gran curiosidad es que Leonardo era zurdo, pero su manejo de la mano derecha era excepcional. De hecho, algunos estudios han llegado a dudar de que algunas pinturas fueran suyas al encontrar trazos hechos con las dos manos, hasta llegar a la conclusión de que su técnica era curiosa: dibujaba y bosquejaba con su mano izquierda, mientas que su derecha era utilizada para pintar. De ahí, que algunas pinturas hechas en sus últimos cinco años de vida parecieran inacabadas. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de RUBÉN RODRÍGUEZ - El Confidencial
 

LO + Leído...