lunes, 18 de febrero de 2019

El PP español pidió a España y a la UE que se retiren del Grupo de Contacto con Venezuela

La expulsión de Venezuela de una misión de eurodiputados ha provocado la condena de España y Francia, y ha motivado la petición del PP de que España y la Unión Europea se retiren del Grupo de Contacto con el Gobierno de Nicolás Maduro. Este país sudamericano echó de su territorio a un grupo de europarlamentarios que iba a visitar el país y reunirse con el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado del país por medio centenar de naciones.

Esteban González Pons, aforado y miembro de esta delegación, fue quien sacó a la luz esta situación pero espera volver el próximo sábado, invitados por Colombia. "Vamos a volver a intentarlo desde Cúcuta", ha explicado en rueda de prensa desde Génova 13.

Además de González Pons (portavoz de la delegación española del Partido Popular en el Parlamento Europeo), la comisión también está integrada por Esther de Lange (vicepresidenta del Grupo del Partido Popular Europeo ), Paulo Rangel (vicepresidente del Grupo PPE y tesorero), José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra (vicecoordinador de la comisión de asuntos exteriores del PE), Gabriel Mato Adrover (vicepresidente de la delegación América Central) y Juan Salafranca (secretario general adjunto del grupo parlamentario PPE).

Según Pons, la "paradoja" es la siguiente: dentro de dos días va a ir un director general de la Comisión Europea -en representación de Federica Mogherini, la alta representante de Exteriores- para participar en el Grupo de Contacto. "A este funcionario sí se le permite la entrada. A los políticos nos inivta Guaidó y nos expulsa Maduro", se queja. "Si Mogherini permite que los funcionarios vayan adonde no permiten la entrada a los diputados, tendrá muchas dificultades para explicarse en el Parlamento Europeo. Porque mi grupo parlamentario le exigirá responsabilidad", ha avisado.

En rueda de prensa desde Génova 13, González Pons ha subrayado que el ministro de Asuntos Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, al que ha calificado de "canciller fake" "debe ser sancionado por la UE" y ha pedido que no se le permita la entrada y que se le confisquen sus bienes.

Además, ha indicado que los embajadores acreditados por Maduro en la UE "deben perder sus credenciales" y ha comparado al presidente venezolano con un maltratador que cuando cierra la puerta y corre las cortinas "pasa de las palabras a los hechos". "El pueblo venezolano ha llorado lágrimas de sangre, la tiranía debe acabar cuanto antes", ha añadido.

Condena de España y Francia
Los ministros de Exteriores de España, Josep Borrell, y de Francia, Jean-Yves Le Drian, han expresado su "enérgica" protesta. 

"Naturalmente nosotros hubiéramos deseado que entraran y condenamos la actitud del Gobierno de Venezuela, del señor Maduro, Gobierno que como saben está puesto en cuestión, de no dejarles entrar", ha afirmado Borrell a la prensa a su llegada a un Consejo de Ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE). "Protestamos enérgicamente por las condiciones en las que han sido expulsados cinco diputados europeos que iban a preocuparse por el proceso democrático en Venezuela", ha afirmado Le Drian.

Así fue la denuncia
"Nos están expulsando, primero nos han retenido (...) nos han retirado el pasaporte y sin explicarnos nada los pasaportes siguen retenidos. Nos están conduciendo directamente a un avión que espero sea el que va a Madrid, pero nos están expulsando del país", explicó primero González Pons, que también se quejó a través de Twitter la noche del domingo.

FUENTE: Con información de https://www.elperiodico.com
 

LO + Leído...