viernes, 7 de junio de 2019

(España) El ajuste fiscal de 15.000 M que pide Bruselas condiciona los pactos de Sánchez

Una década después y siete años más tarde de lo previsto, la Comisión Europea ha sacado el miércoles a España del procedimiento de déficit excesivo en el que entró en febrero de 2009 y del que debía haber salido en 2012. No es ninguna sorpresa: ya en abril, el Ejecutivo comunitario señalaba que Madrid abandonaría el brazo correctivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento y así lo ha expresado en numerosas ocasiones Pierre Moscovici, comisario de Asuntos Económicos y Financieros.

Bruselas certifica que sí, que esta vez sí será y España dejará su déficit por debajo del 3% que estipulan las reglas europeas, concretamente en el 2,5%, una perspectiva más positiva que la que maneja el Gobierno, que cree que el descuadre de las cuentas se quedará en el 2,6%.

Pero esto no significa un cheque en blanco para el Gobierno de España. De hecho, Bruselas ha impuesto un corsé fiscal al próximo Ejecutivo de Pedro Sánchez. La Comisión Europea advierte de que existen grandes peligros por delante: hay un "riesgo significativo de desviación respecto a los objetivos de 2019 y 2020". El Ejecutivo comunitario exige a España un esfuerzo estructural del 0,65% para los dos próximos años, y eso solo se puede conseguir poniendo en marcha medidas. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de NACHO ALARCÓN - El Confidencial
 

LO + Leído...