viernes, 7 de junio de 2019

Investigadores aseguran que pasar mucho tiempo sentado puede ser letal

El actual estilo de vida occidental supone para muchos de nosotros permanecer largas horas sentados delante de un ordenador o conduciendo un vehículo, lo que favorece que, por ejemplo, un tercio de los adultos del planeta sean inactivos. Ni siquiera caminan media hora al día. Pasar mucho tiempo sentado, ya sea durante el tiempo libre, especialmente viendo la televisión, en el trabajo, la escuela o el coche, se asocia con un aumento en el riesgo de obesidad, enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y mortalidad por cualquier causa. Por todo ello, en 2018, la Organización Mundial de la Salud en su 'Plan de acción mundial sobre actividad física 2018-2030' establece por 1ª vez la reducción de hábitos sedentarios como una de las estrategias para la prevención y el control de enfermedades crónicas.

Una revisión sistemática de estudios que analizaron el tiempo de sedentarismo de las personas mayores (≥60 años) medido de forma objetiva –a través de acelerometría- encontró que, de media, pasan 9,4 h al día sin moverse (sin contar las horas dedicadas al sueño). Es importante remarcar el hecho de que se incluyeran única y exclusivamente estudios en los que la medición se realizara objetivamente, ya que se ha comprobado que cuando la evaluación del nivel de actividad física es registrada por los propios participantes, a través de cuestionarios o diarios, a menudo se subestima el tiempo real empleado en conductas sedentarias. Es decir, en este caso, podemos concluir que verdaderamente los mayores permanecen casi 10 h al día sentados.

Este dato es tremendamente relevante, ya que en un estudio publicado en una de las más prestigiosas revistas médicas a nivel internacional, 'The Lancet', sobre el tiempo que permanecemos sentados y sus efectos, Ekelund y Cols hallaron que estar sentado más de ocho horas al día sin realizar actividad física implica un riesgo de mortalidad similar al que suponen la obesidad o el tabaco. Sorprendentemente, realizar 60-75 min de actividad física de intensidad moderada contrarrestó los efectos de periodos prolongados de inactividad. Sin embargo, los autores encontraron que estar sentado viendo la televisión durante 3 h o más por día se asoció con un aumento de la mortalidad independientemente de la actividad física realizada. Asimismo, Wijndaele y Cols hallaron que cada hora adicional viendo la televisión se asocia con un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular (letal y no letal). En otro estudio, en este caso realizado por la Sociedad Americana del Cáncer, en el cual se realizó un seguimiento a 123.000 estadounidenses, se observó que los hombres que en su tiempo libre pasaron sentados al día 6 h o más tenían una tasa de mortalidad del 20% mayor que los que lo hacían durante 3 h o menos. El dato es aún más preocupante en el caso de ellas, ya que la tasa de mortalidad de las mujeres que permanecieron sentadas más de 6 h al día fue aproximadamente un 40% mayor en comparación con las que estuvieron menos de 3 h. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de DR. ÁNGEL DURÁNTEZ - El Confidencial
 

LO + Leído...