lunes, 3 de junio de 2019

(Panamá) Irregularidades en actas violentaron el voto de más de 33 mil personas

Las elecciones del 5 de mayo dejaron muchos sin sabores, tanto a candidatos a diversos puestos de elección, dirigentes de partidos, así como al propio electorado.
Las quejas sobre irregularidades, inconsistencias y mal manejo de los jurados de mesas y juntas de escrutinio fueron una constante en diferentes puntos.

Uno de los circuitos donde estas irregularidades fueron denunciadas es el 8-9, que comprende Alcalde Díaz, Caimitillo, Chilibre, Ernesto Córdoba y Las Cumbres. Allí el candidato Ariel Vallarino del partido Cambio Democrático (CD) presentó una impugnación al acta de proclamación.

Vallarino explicó que la impugnación se da debido a que el acta de proclamación de los diputados en el circuito 8-9 es el producto de un proceso viciado.

"Alegamos de que el personal del Tribunal Electoral no tuvo la capacitación adecuada para contabilizar los votos selectivos y los votos plancha; y al mismo tiempo le costó plasmar esos números en las actas de cada centro de votación, a tal punto que se empezaron a dar errores, alteraciones y muchas inconsistencias que generaron que diez actas de mesas de anularan por completo, por lo cual de 288 actas solo se contabilizaron 278", dijo.

En esas 10 actas anuladas se dejaron de contabilizar 3,200 votos, es decir, que no se respetó la voluntad del electorado y, según Vallarino "eso la verdad que nos deja un sinsabor, porque al final nunca vamos a saber cuál es la voluntad del electorado".

Sumado a las 10 actas anuladas en el circuito 8-9, se contabilizaron más de 60 actas con graves inconsistencias, lo cual el candidato afectado considera como algo muy serio debido a que son 60 actas que cada una representa unas 500 personas y en total se está hablando de 30 mil votos.

Ante las inconsistencias e irregularidades en el manejo de 70 actas, en el circuito 8-9 se está violando la voluntad de unas 33 mil 200 personas que acudieron a elegir a sus diputados.

En la impugnación se e solicita al TE que haga un peritaje de las actas, que tome acciones penales a donde corresponde y que se llamen a elecciones parciales a las 10 mesas que fueron anuladas y a las otras 60 mesas que presentaban irregularidades.

Entre los documentos presentados por el afectado está la copia certificada por el Tribunal Electoral de las actas con inconsistencias muy fuertes. Destaca que entre las inconsistencias está que un acta que tiene tres versiones diferentes, hay versiones de los representantes de mesas que por presiones de los simpatizantes de los candidatos se tuvieron que ir de los centros de votación y terminar las actas en sus casas.

Agrega que "nos encontramos con situaciones donde otra representante de mesa apareció con un acta tres días después del 5 de mayo a la junta circuital. Actas donde el secretario, el presidente y el vocal no firman y eso genera mucha invalidez a la situación. Y la prueba principal es que la misma acta de proclamación tiene inconsistencia, la secretaria, no es la secretaria que acreditada por el TE, adicional a eso también mencionan que Tito Rodríguez fue electo por medio cociente y fue electo por residuo, allí solamente le suman los 5,700 que sacó por el partido Molirena y no le acreditan los votos plancha que obtuvo por el PRD y así mismo nos encontramos con inconsistencias en la mayoría de actas que presentaron".

El político de Cambio Democrático solicita que se tomen acciones penales donde corresponda, porque se pudo haber incurrido en delitos electorales. Además se está evaluando presentar una demanda penal ante la Fiscalía Electoral.

"Esto sin duda alguna deja un mal sabor tanto a los candidatos como a las personas que participamos en la elección, porque sentimos que no se dio un proceso electoral transparente y también le crea un malestar al electorado", indica Ariel Vallarino.

FUENTE: Con información de Alberto Pinto - Panamá América
 

LO + Leído...