miércoles, 10 de julio de 2019

25% de yihadistas que salieron de España a Oriente Próximo han muerto

Unos 65 españoles y residentes en España que se incorporaron a filas de las organizaciones terroristas, principalmente al llamado Estado Islámico o Daesh, que operaban en Siria e Irak, han muerto en el último lustro. Suponen un 27% de esos 240 Combatientes Terroristas Extranjeros (CTE) que salieron de España, una cifra que no incluye a los menores de edad inimputables que serían una veintena.

El porcentaje es una estimación basada en testimonios, informaciones proporcionadas a la Policía por familiares de los caídos y obituarios publicados en redes islamistas radicales. Es una cifra elevada con relación a una media de yihadistas europeos fallecidos que se situaba hace un par de años en el 14%, según el Centro Internacional para el Contra Terrorismo con sede en La Haya.

El Gobierno en funciones ha actualizado algunos datos sobre lo sucedido con los CTE y sobre los presos yihadistas en sendas respuestas parlamentaria al diputado Jon Iñarritu de Bildu. Su contestación deja, sin embargo, en el tintero algunas de las preguntas formuladas por el representante vasco. El Ministerio del Interior considera, por ejemplo, secreto el desglose por comunidades autónomas y provincias de los CTE, un dato publicado por la prensa de otros países europeos sobre sus propios combatientes extranjeros.

La Comisaría General de Información (CGI) de la policía, que es en realidad la que facilita los datos recogidos en la respuesta parlamentaria, calcula además que un 20% -unos 48 jóvenes- de los que se marcharon han regresado a España y, en algunos casos, a otros países europeos. El porcentaje en este caso es bajo con relación a la media europea (33%). La CGI ignora el paradero de algo más de la mitad de los que emigraron a Oriente Próximo para empuñar las armas. Lo más probable es que sigan en la región huidos o encarcelados.

FUENTE: Con información de IGNACIO CEMBRERO - El Confidencial
 

LO + Leído...