viernes, 12 de julio de 2019

(España) JP Morgan 'cierra' el Museo del Prado para sus millonarios clientes españoles y latinos

El paseo del Prado albergó la noche del jueves una de las mayores proporciones de millones por metro cuadrado del mundo A las 20:30, en la Puerta Goya, junto al lateral del Hotel Ritz, JP Morgan Banca Privada ha convocado a sus clientes españoles y latinoamericanos para disfrutar de una visita privada al Museo del Prado con motivo de la conmemoración del bicentenario de la institución. Todo un lujo solo apto para grandes fortunas.

Un acto privado para el que el mayor banco de Estados Unidos, que es lo mismo que decir la mayor institución financiera del mundo occidental y de los mercados de capitales, ha cerrado las puertas del centro de arte para uso y disfrute únicamente de sus adinerados clientes. Porque para estar entre los invitados elegidos hay que tener un mínimo de 10 millones de dólares, cantidad a partir de la cual cualquier persona puede abrir una cuenta en este gigante de las finanzas, que actualmente tiene un valor de mercado de 367.000 millones de dólares.

Pero para convertirse en cliente de banca privada, se necesitan al menos 25 millones de dólares, patrimonio a partir del cual JP Morgan ya pone a trabajar a sus banqueros para asesorarle en cómo manejar su fortuna personal, en definir sus objetivos financieros, fiscales, empresariales y personales. Incluso se le pone un equipo para estudiar cómo repartir su herencia cuando hay descendencia y cuáles son las mejores opciones para preservarla pagando lo justo a las haciendas locales.

Para el acto JP Morgan no ha ahorrado en gastos. Además de contar con su consejero delegado para Europa, Oriente Medio y África de banca privada, el español Pablo Garnica, y con los responsables en Madrid, Borja Astarloa y Luis Artero, se ha traído desde Nueva York a Charlotte Eyerman, 'director & chief curator of the' JP Morgan Chase Art Collection, la jefa de arte del banco. Toda una especialista en arte moderno y contemporáneo que antes de incorporarse al transatlántico estadounidense fue directora y consejera delegada del Museo de Monterrey, del Museo Franco Americano de América del Norte y de la Galería Gagosian, en Beverly Hills. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de AGUSTÍN MARCO - El Confidencial
 

LO + Leído...