miércoles, 14 de agosto de 2019

(España) El juez del 'procés' vuelve a Cataluña: a la playa con cuatro escoltas y cenas vigiladas

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena no ha renunciado este agosto a pasar unos días de descanso en Cataluña, donde mantiene fuertes vínculos personales y familiares y donde ha residido durante 30 años. Pese a la amenaza de hostigamiento, el magistrado no ha querido condicionar sus vacaciones y ceder al temor de escraches o amenazas, habituales desde que asumió la instrucción de la causa del 'procés'. Eso sí, con un coste. El magistrado ha limitado al máximo sus salidas fuera del área residencial donde ha permanecido junto a su familia durante 10 días y que ya ha abandonado para trasladarse a otro destino.

Según informan fuentes jurídicas a El Confidencial, el juez ha permanecido durante ese periodo semirrecluido en la urbanización que suele escoger en la Costa Brava. Contadas salidas a la playa o para acudir a cenas con amigos, nunca superiores a tres semanales, y siempre en compañía de cuatro escoltas. En esta ocasión, a diferencia de lo sucedido el pasado año, no se han producido incidentes.

Para evitar cualquier riesgo y siguiendo las recomendaciones de seguridad de la protección permanente asignada por el Ministerio del Interior, el magistrado se ha resignado a mantener en este periodo un perfil bajo y primar la discreción. Algo tan natural como darse un baño en el mar provoca, por ello, el despliegue de todo un sistema de planificación previa. Obliga a que solo se desplace a la playa al caer la tarde, cuando el litoral se encuentra más despejado, en el momento previo al anochecer. Y allí, trata de pasar desapercibido. A pesar de todo, le resulta imposible sustraerse a miradas y comentarios, cuentan personas de su entorno cercano.

Instructor de la causa del 'procés', el juez Llarena cerró ya la fase que afecta a Oriol Junqueras y otros 11 políticos catalanes pero mantiene abierta la pieza que afecta a Carles Puigdemont y el resto de huidos de la Justicia, sobre los que se mantiene orden de detención en el territorio nacional. El procedimiento se encuentra en fase latente y es previsible un impulso una vez se conozca la sentencia del 'procés', momento en el que se espera una reactivación de la orden europea de detención. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de BEATRIZ PARERA - El Confidencial
 

LO + Leído...