lunes, 19 de agosto de 2019

Sanciones y crisis colapsan exportaciones brasileñas a Venezuela

Las exportaciones brasileñas a Venezuela alcanzarían su nivel más bajo en al menos 23 años. En los primeros siete meses de 2019, los datos muestran que Brasil exportó solo $ 182 millones, aproximadamente el mismo volumen vendido a Yemen, devastado por la guerra.

Las exportaciones totales están muy por debajo de los $ 396 millones vendidos en los primeros siete meses de 2018, según datos oficiales del Ministerio de Desarrollo y Comercio Exterior. Con la caída, Venezuela aparece hoy solo como el 58º destino principal para productos nacionales.

El volumen es una fracción de lo que Brasil exportó en 2012, cuando el flujo superó la marca de los $ 5 mil millones. En algunos de los meses de 2019, las exportaciones nacionales no alcanzaron los US $ 18 millones.

El caos en el país vecino ha llevado a un empobrecimiento real de la población, mientras que la crisis fiscal experimentada por el gobierno de Nicolás Maduro también ha reducido drásticamente las compras e inversiones del gobierno. Las sanciones comerciales también entraron en vigencia, al igual que los temores corporativos de ser castigados por el gobierno de los Estados Unidos si continuaban haciendo negocios con Caracas.

El resultado fue una fuerte caída en las ventas brasileñas al mercado venezolano en 2019 en comparación con 2018, un año que ya se había contraído. En el sector de la carne, un producto que se convirtió en un lujo en medio de la depresión, la caída de las ventas brasileñas fue superior al 80%.

Las ventas de mineral también cayeron más del 70% y los productos farmacéuticos se contrajeron en un 87%.

En el gobierno brasileño, la percepción es que el colapso del comercio bilateral no es solo un problema político, en un momento de fricción entre Caracas y Brasilia. En la evaluación de Planalto do Planalto, la balanza comercial también es el resultado del colapso de la economía venezolana, que ha perdido más del 20% de su PIB en los últimos años.

Pero fuentes en Brasilia confirman a UOL que los constantes ataques de Jair Bolsonaro contra Nicolás Maduro, y viceversa, no han ayudado. Las misiones comerciales, que se hicieron frecuentes, desaparecieron e incluso las empresas que ya habían realizado ventas se quejaron de que nunca se les pagó.

Entre los empresarios, otro riesgo citado es que son objetivos de incumplimiento. Durante años, gran parte del negocio de Brasil fue con el sector estatal venezolano y solo con garantías parciales de Brasil.

Bajo condición de anonimato, un ejecutivo agrícola admitió que en su sector hay una decisión de muchas compañías de evitar simplemente cualquier relación comercial con Venezuela.

Caracas se convirtió en uno de los principales destinos de las exportaciones nacionales. En 2012, por ejemplo, Venezuela fue el octavo socio más grande del país, superando a India y Rusia. Durante la administración de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil y de Hugo Chávez en Venezuela, los dos países firmaron varios acuerdos comerciales y fue Brasilia quien insistió en colocar a Caracas dentro del Mercosur, principalmente por razones políticas.

Sin dólares para pagar las transacciones, los impagos, la falta de crédito bancario y la caída del mercado interno, los importadores venezolanos dejaron de buscar productos importados.

En mayo de 2017, el Banco Central de Brasil decidió dejar de otorgar una garantía que otorgó al sector privado nacional para exportar a Venezuela. Con el fallo, se suspendió el Acuerdo de Pagos y Crédito Recíprocos (CCR) y BC explicó que la medida era "parte de la política de gestión de riesgos de BC". El impacto se sintió especialmente en las industrias dependientes del crédito para asegurar sus ventas.

Las exportaciones venezolanas a Brasil también cayeron. Los productos derivados del sector de petróleo y fertilizantes fueron los principales afectados. En 2014, el volumen que compró Brasil alcanzó los US $ 1.100 millones. En 2017, este monto fue de solo $ 391 millones. En los primeros meses de 2019, el total fue de solo $ 59 millones.

FUENTE: Con información de Jamil Chad - jamilchade.blogosfera.uol.com.br
 

LO + Leído...