viernes, 20 de septiembre de 2019

(España) Villarejo se infiltró en Estepona con el PSOE y pasó a controlar su urbanismo

El comisario Villarejo se infiltró en la corporación socialista de Estepona tras el estallido de la operación Astapa en 2008 y pasó a controlar su urbanismo. Nuevos audios y documentos incautados al agente encubierto revelan que se reunió en decenas de ocasiones con el arquitecto que se hizo cargo del planeamiento municipal tras el escándalo de corrupción, Diego de Lucas, y le transmitió órdenes para actuaciones concretas que habrían beneficiado a constructores. El propio Villarejo afirma en los audios, conseguidos por 'Moncloa.com' y a los que ha tenido acceso El Confidencial, que su tarifa por esas gestiones llegaba al 5% del importe de la operación.

Del material en poder del policía se desprende que habría aprovechado el caso Astapa para extender sus tentáculos en Estepona. En 2006, dos ediles del PSOE, David Valadez y Cristina Rodríguez, acudieron a la UDEF de la Policía Nacional para denunciar que el alcalde, el también socialista Antonio Barrientos, y sus socios de gobierno del Partido de Estepona (PES, antiguo GIL) estaban firmando convenios urbanísticos lesivos para el consistorio a cambio de sobornos, regalos, viajes y donaciones ilegales a sus respectivas formaciones.

La denuncia se convirtió en el caso Astapa. El 17 de junio de 2008, la policía arrestó a varios implicados —entre ellos, Barrientos y Patricia Rojo, hija del expresidente socialista del Senado Javier Rojo— y registró decenas de oficinas y empresas. El alcalde se vio obligado a dimitir y Valadez le sustituyó en el puesto, donde permaneció hasta que el PP ganó las elecciones municipales de 2011. Con el supuesto objetivo de limpiar el área de Urbanismo y poner orden, el nuevo alcalde colocó como gerente de ese departamento a De Lucas, que hasta entonces no había tenido ninguna relación con Estepona. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de JOSÉ MARÍA OLMO - ROBERTO R. BALLESTEROS - El Confidencial
 

LO + Leído...