domingo, 22 de septiembre de 2019

(Israel) Desmintiendo a la autoridad palestina sobre el monte del templo (+Opinión)

Por: Aviel Schneider - Los políticos palestinos advierten incansablemente contra los planes de Israel de construir un templo en el Monte del Templo, al que ellos llaman “Noble Santuario”. Queríamos comprobar si el tercer templo se encontraba realmente en la fase de planificación o incluso en construcción, tal y como lo transmiten los medios de comunicación palestinos.
Los políticos palestinos advierten incansablemente contra los planes de Israel de construir un templo. “Los israelíes, junto con los estadounidenses, quieren liberar Jerusalem y la mezquita de Al-Aksa de los ciudadanos palestinos”, dijo Nadschach El-Bakhirat, de la Fundación Al-Aksa. Incluso dijo que los judíos querían asaltar la mezquita durante las fiestas islámicas. Adnan al-Husseini, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, afirmó hace unas semanas que Israel estaba profanando la mezquita de Al-Aksa y que esto provocaría la explosión de la región. Al mismo tiempo, el Primer Ministro palestino Mohammad Shtayyeh dijo en Ramallah que Jesús era musulmán y que había nacido en Palestina. “Según el Islam, todos los profetas como Abraham, Isaac, Jacob y Jesús son musulmanes. No eran judíos ni cristianos, porque los hijos de Israel mencionados en el Corán adoptaron la fe islámica”.

Pero ahora estábamos en el Monte del Templo. Nos sorprendió lo tranquilo que estaba allí, aunque había bastantes turistas e israelíes en el camino. Hacía calor, buscamos la sombra y la encontramos bajo los olivos y en las frescas paredes de las mezquitas.

Nos dirigimos a los palestinos frente a las entradas de la mezquita de Al-Aksa y en las anchas escaleras que conducen a la mezquita en los establos de los caballos de Salomón y les preguntamos amablemente dónde se estaba construyendo el templo judío. Nos miraron con grandes ojos, como si hubiéramos caído del cielo. No sabían si debían tomarnos en serio. Repetí: “Hemos leído que los judíos planean o construyen un templo. ¿Es eso cierto? El que estaba en las escaleras me guiñó un ojo y dijo en voz baja “tonterías”. Le susurré: “¡Sé que esto es una tontería! Pero, ¿por qué sus políticos dicen esas tonterías?”. Levantó los hombros y agitó la cabeza. Sonrió y se relajó una agradable conversación. Kapach habla árabe, y eso abre las puertas. ->>Vea más...

FUENTE: Artículo de opinión - israelnoticias.com
 

LO + Leído...