miércoles, 23 de octubre de 2019

(España) El audio de 1h 12' que implica al abogado de Puigdemont en dos maniobras de blanqueo

El abogado de Carles Puigdemont, Gonzalo Boye, ha acudido a la Audiencia Nacional este miércoles para declarar como investigado por su presunta participación en el blanqueo de 889.470 euros del narco Sito Miñanco, cliente suyo hasta hace una semana. La pista que llevó a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional a registrar este lunes la vivienda y el despacho de Boye es la confesión de uno de los miembros de la organización del capo gallego de la droga, que incrimina al letrado en al menos dos maniobras para fabricar pruebas que permitieran justificar el origen lícito de esos fondos. Indagaciones posteriores de los agentes habrían permitido corroborar esas acusaciones.

La confesión clave se produjo el pasado 24 de julio en presencia de la jueza que instruye el caso, María Tardón, de la Fiscalía Antidroga y de los defensores de los implicados, y quedó recogida en un audio de una hora y 12 minutos de duración al que ha tenido acceso El Confidencial. El grueso de la declaración del arrepentido gira sobre la incautación de los 889.470 euros en efectivo en los controles del aeropuerto de Barajas el 6 de febrero de 2017, un año antes de que la Policía desarticulara nuevamente la red de Miñanco en la llamada operación Mito. En aquel momento, los investigadores ya estaban vigilando al grupo, pero este nuevo testimonio ha aportado detalles que han terminado conduciendo a Boye.

El acusado tenía encomendado el traslado del dinero a Colombia. Según su declaración, tras el incidente de Barajas, la organización le ordenó que se pusiera en contacto con Boye para buscar la forma de que Hacienda les devolviera los fondos. La instrucción partió de Luis Enrique García Arango, lugarteniente del narco gallego. Solo unos días después de la incautación, se habría producido el primer encuentro del grupo con el abogado de Puigdemont. La cita tuvo lugar en el despacho que tenía otro abogado, de nombre Jesús, en la calle Orense de Madrid. Este último ofreció supuestamente unos pagarés antiguos que podían servir para acreditar el origen de los 889.470 euros.

Ahí se habría producido la primera intervención de Boye en el supuesto blanqueo. Los pagarés no tenían nada que ver con el dinero intervenido, pero el letrado del expresidente de la Generalitat habría ideado una fórmula para engañar a Hacienda. Los detalles se perfilaron ya en su propio despacho en una segunda reunión. “Gonzalo [Boye] nos dice que tiene la manera de justificar esos pagarés para recuperar el dinero y él se inventa los contratos de los préstamos”, se escucha en el audio de la declaración. La banda había alegado en Barajas que el dinero era de un tal Manuel P. G. “Gonzalo dice que va a hacer los contratos y que, cuando los tenga, Manuel tiene que ir a firmarlos para presentarlos a Hacienda”. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de El Confidencial
 

LO + Leído...