lunes, 18 de noviembre de 2019

(Panamá) $ 78.3 millones para manzanas podridas en el caso Blue Apple

Una investigación de dos años realizada por el Fiscal Sexto Anticorrupción en el caso de Blue Apple descubrió un esquema de corrupción que incluía un barril de manzanas podridas, incluidos contratistas del sector privado, abogados, banqueros y ex ministros de estado que utilizaron el sistema bancario para lavar dinero de los sobornos.

La investigación concluye que el daño a la propiedad causado al Estado alcanzaría los $ 78.3 millones.

La fiscalía que recuperó $ 33 millones solicitó que 52 de las 58 personas acusadas fueran llevadas a juicio.

El proceso se abrió en septiembre de 2017, luego de que supuestamente se detectó una empresa de "canasta" supuestamente creada para recibir sobornos pagados por contratistas estatales a cambio de acelerar los pagos de los proyectos.

Entre los acusados ​​se encuentran los hermanos Ricardo Alberto y Luis Enrique Martinelli Linares, hijos del ex presidente.

Después del caso Odebrecht, Blue Apple es quizás la mayor investigación de corrupción a nivel local en los últimos años, informa La Prensa.

Los acuerdos de colaboración alcanzados por los acusados ​​revelaron la amplia participación de funcionarios, empleados bancarios y personas cercanas a la administración del ex presidente Ricardo Martinelli (2009-2014) para supuestamente apropiarse del dinero del Estado.

Una de las declaraciones más fuertes fue la de Juan Alexis Rodríguez, de Constructora Rodsa SA, quien reveló que el ex administrador de contratos del Ministerio de Obras Públicas (MOP), Jorge Churro Ruiz, presentó una propuesta verbal para acelerar los procedimientos en la MOP: pago órdenes, planes y otros. A cambio, según Rodríguez, tuvo que pagar entre el 6% y el 8% del monto del contrato. Los desembolsos se realizarían en diferentes pagos entre seis y ocho meses.

En su acuerdo de colaboración, Juan Alexis Rodríguez proporcionó copias de cheques a la fiscalía por un monto de $ 280 517, $ 640 973 y $ 1,9 millones, con fecha de febrero de 2014 a favor de Isthmus Energy Corporation, para los contratos que Rodsa había ganado con el MOP.

Los pagos relacionados con obras de infraestructura que debían realizarse en Veraguas y Coclé. Reveló que estos pagos también eran necesarios como "asistencia política y para acelerar los procedimientos de los proyectos".

Dijo que el dinero fue solicitado por el ministro de MOP de la época, Jaime Ford, quien reemplazó a Federico Suárez cuando renunció al cargo. Dijo que Ford lo citó en su oficina y le pidió pagos. En otra ocasión le dijo las cantidades a entregar.

Rodríguezalso reveló los nombres de otros protagonistas de la trama: Joaquín Rodríguez Salcedo, ex gerente de Factor Global Inc, quien administró las facturas y los pagos. Y Federico Barrios Alaín, representante legal, presidente, tesorero y firmante de varias cuentas de la empresa Blue Apple.

Según Ruiz, Barrios Alaín entregaría facturas que no correspondían a servicios relacionados con su empresa, pero se utilizarían para justificar cantidades de dinero convertidas a favor de la empresa, que cobraría el 3.75% del monto del pago recibido.

Este esquema se habría repetido en el caso de Carlos Cerda Araya, de Constructora Meco, quien acordó autorizar la entrega de dinero también a pedido de Churro Ruiz, a través de operaciones financieras y estructuras legales.

Dijo que entregó el 5% del valor de los contratos para la construcción de múltiples carreteras y puentes.

Reveló que pagó $ 9.4 millones de la fórmula matemática del 5%.

Por otro lado, Alberto Jurado Rosales, de la empresa constructora Bagatrac S. A, confirmó el mismo mecanismo: tenía que entregar parte de los fondos asignados a los contratos a través de Blue Apple.

Otros que buscaban llegar a un acuerdo revelaron detalles de docenas de transacciones corruptas similares por valor de millones de dólares.

Cuando la fiscalía tomó una declaración de investigación de Joaquín Rodríguez Salcedo, de Global Factor, dijo "habiendo comercializado un método de Federico Barrios", a través del cual con la venta de facturas, los contratistas "podían descargar el gasto, a través de la protección fiscal, y enviar fondos a varios funcionarios, no solo a Jorge Ruíz.

En una declaración de investigación, fechada el 8 de enero de 2018, Barrios Alaín indicó que la estructura de la Manzana Azul comenzó en 2011, cuando fue invitado a participar en un negocio por Joaquín Rodríguez Salcedo, que consistió en la creación de un grupo de empresas que facturarían contratistas estatales para el supuesto suministro de materiales, alquiler de equipos, consultoría y otros. Rodríguez dijo que le habría informado que debería abrir una cuenta bancaria a nombre de una de esas compañías, pero Blue Apple fue elegido. Allí, entonces, recibirían todos los pagos de los contratistas.

Los ex ministros
Joaquín Rodríguez Salcedo vincularon al ex ministro de Obras Públicas Federico Suárez con el esquema, señalando que cuando Churro Ruiz dejó de ser director de contratos de MOP, el entonces ministro lo contactó y le informó que los procedimientos que se estaban haciendo con los contratistas, debería continuar

Agregó que este último vino a solicitar transferencias internacionales a Malena Investment; relacionado con el ex ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriou. Además de Dejaf Investment, Solution for Business, Rock Capital, que estaba relacionado con Suárez.

Jaime Ford, ex ministro de Vivienda y ex ministro de Obras Públicas, está vinculado al proceso luego de una declaración de Julian Paris.


FUENTE: Con información de newsroompanama.com
 

LO + Leído...