jueves, 19 de diciembre de 2019

(España) El estafador de los mil nombres

Enrique Irazabal, alias Henry Hughes, alias Luis Rivera, alias Luis Braun, alias Josef Guzman, alias Roberto Urrutia, alias Heuk Labazh, alias José Goicoechea, alias Henry Hellinger, alias Carlos Suárez, alias Equirne Labazari (su nombre escrito al revés)... sale del chalé que habita por la exclusiva zona de Arturo Soria de Madrid.

Este timador de altos vuelos, nacido en San Sebastián hace 73 años, viste un chaquetón azul, lleva unas gafas de montura fina y el pelo y la barba un poco desaliñados.

-¿Enrique Irazabal?

-¿Quién es usted?

-Soy periodista.

-¿Por quién pregunta?

-Por Enrique Irazabal. Es usted.

-No soy yo. Déjeme en paz.

Irazabal se da la vuelta y regresa a su adosado de ladrillo rojo custodiado por cuatro cámaras de seguridad. Las cámaras y los cristales de espejo en las ventanas denotan que no es una más de las casas que rodean un coqueto parque.

Está condenado en firme por el Tribunal Supremo, que lo sentenció en marzo pasado a tres años y cinco meses de cárcel por una estafa con la que decía que iba acabar con el hambre en el mundo: es el último capítulo de 40 años con timos en tres países. Tenía que entrar en la cárcel el pasado 16 de septiembre, pero ‘El Ingeniero’ ha alegado que está enfermo, ha recusado a los jueces y sigue paseando tan campante por la capital.

Esta es la historia de un personaje fascinante, timador millonario en tres países durante décadas, con un ritmo de vida de lujo y mucho ingenio para simular inversiones industriales con las que llegó a convencer a grandes empresas. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de El Confidencial
 

LO + Leído...