martes, 7 de enero de 2020

El Pentágono confirma que Irán lanzó "una docena de misiles" contra dos bases en Irak que albergan fuerzas de EE.UU.

El Pentágono confirmó que Irán lanzó una "docena de misiles" contra dos bases, ubicadas en la provincia de Anbar y en la ciudad de Erbil, en Irak, que albergan fuerzas de EE.UU.
"Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y apuntaron al menos a dos bases militares iraquíes", señaló el asistente del secretario de Defensa para Asuntos Públicos, Jonathan Hoffman, en un comunicado.

"Estamos trabajando en las valoraciones iniciales de los daños en la batalla", agregó el funcionario.

El ataque a las dos bases militares en Irak, que albergan al personal de la coalición liderada por EE.UU., ocurrió a las 00:30 horas (GMT) del martes 7 de enero.

"Mientras evaluamos el situación y nuestra respuesta, tomaremos las medidas necesarias para proteger y defender al personal estadounidense, a nuestros socios y aliados en la región", reza el texto.

Trump está informado
Por su parte, la Casa Blanca informó que tenían conocimiento de los ataques contra las instalaciones estadounidenses en Irak. "El presidente [Donald Trump] ha sido informado y está monitoreando la situación de cerca y consultando con su equipo de seguridad nacional", tuiteó la secretaria de Prensa, Stephanie Grisham.

Respuesta de Irán
La Guardia Revolucionaria de Irán confirmó este martes la autoría del ataque contra la base aérea de Al Asad en Irak.

"Esta mañana, valientes combatientes de la Fuerza Aérea del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica lanzaron la exitosa Operación Mártir Soleimani, con el código 'Oh Zahra' al disparar decenas de misiles tierra-tierra sobre la base de las fuerzas terroristas e invasoras de EE.UU.", señaló la Guardia Revolucionaria iraní en un comunicado citado por el medio estatal de noticias, ISNA.

Además, la Guardia Revolucionaria Iraní recomendó a Washington retirar sus tropas para no arriesgar las vidas de sus soldados, según informó la cadena de noticias Press TV, con sede en Teherán.

Las tensiones entre Irán y EE.UU. han aumentado significativamente tras el asesinato del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimani, ocurrido el pasado 3 de enero en el aeropuerto internacional de Bagdad, Irak.

Soleimani fue una figura clave en la dirección de las acciones militares de Irán en la región. Estaba al frente de los servicios de inteligencia iraníes y, gracias a sus numerosos méritos, gozaba de una gran popularidad entre los iraníes.

Un día después del asesinato, el presidente iraní, Hasán Rohaní, declaró que Teherán "y otros países que buscan la libertad en la región se vengarán".

Por su parte, Trump anunció que EE.UU. ha marcado como objetivo 52 sitios "algunos de muy alto nivel y muy importantes para Irán y la cultura iraní", y prometió que "serán golpeados muy rápido y muy duro" si intereses o ciudadanos estadounidenses son atacados por Teherán.

FUENTE: Con información de Actualidad RT
 

LO + Leído...