lunes, 20 de enero de 2020

Primogénita de expresidente de Angola y su marido explotan con dinero público los diamantes de su país

El Festival de Cannes, que cada mayo reúne a numerosos famosos en torno al cine, sirve como excusa para celebrar el gran evento anual de De Grisogono en la localidad vecina de Antibes, en el Hotel du Cap-Eden-Roc, una fiesta donde corre el champán, se degustan los más selectos canapés y que es amenizada por fuegos artificiales y la música de una orquesta en directo.

En esas fiestas se lucen pendientes, brazaletes y collares de diamantes de la firma suiza de alta joyería De Grisogono. Los exhiben supermodelos como Naomi Campbell y Bar Rafaeli, actrices como Sharon Stone e Isabelle Adjani, cantantes como Rihanna o la polifacética Eva Longoria. Antonio Banderas y su novia Nicole Kimpel también han posado en el ‘photocall’ de la multinacional de joyería de Ginebra, al igual que el polémico productor de cine estadounidense Harvey Weinstein, investigado por diversas acusaciones de acoso y abuso sexual. Las actrices que atraviesan la alfombra roja del festival de cine francés también hacen brillar los diamantes de De Grisogono. Todo ese lujo va por cortesía de los recursos minerales que han sido expoliados de Angola, un país donde al menos el 30% de la población vive con menos de dos dólares al día..

Isabel dos Santos y Sindika Dokolo tienen el control de De Grisogono. Este matrimonio se ha rodeado de las ‘celebrities’ más reconocidas mundialmente en la última década. La hija del expresidente angoleño José Eduardo dos Santos, que estuvo en el poder durante 38 años, hasta 2017, y su marido se fotografían junto a actores, supermodelos y estrellas de la música en los lugares más selectos. Ello ha contribuido a dar una imagen luminosa de unos negocios milmillonarios que han conseguido en gran parte al saqueo de los recursos públicos de Angola. A mediados de enero, Dos Santos sugirió en una entrevista a la televisión portuguesa RTP que sería candidata en las elecciones presidenciales de Angola en 2022.

La gran fortuna de Isabel dos Santos, conocida como la ‘Princesa de África’, se ha amasado gracias a tomar prestado dinero con garantías soberanas de Angola aprobadas mediante decretos presidenciales de su padre, un dinero que apenas ha sido restaurado ‘a posteriori’. Los fiscales angoleños que ahora lo investigan cifran en más de 1.100 millones de dólares lo que debe el entramado societario internacional del matrimonio Dos Santos-Dokolo al erario público angoleño. Así se lo ha manifestado el Ejecutivo de João Lourenço a los 36 medios asociados de la investigación Luanda Leaks, coordinados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). El trabajo parte de una filtración de 715.000 documentos internos de las compañías de Isabel dos Santos obtenidos por la Plataforma para Proteger a Denunciantes de África (PPLAAF) y en ella han participado medios como 'Le Monde', 'Expresso', 'Süddeutsche Zeitung’ o la BBC; El Confidencial y La Sexta en España. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de MARCOS GARCÍA REY - El Confidencial
 

LO + Leído...