jueves, 27 de febrero de 2020

(España) Los Banús llevan a los tribunales su guerra interna por un patrimonio de 200 millones

Los herederos de Juan Banús —el hombre que construyó el Valle de los Caídos junto a su hermano José, además de los barrios de la Concepción y de Mirasierra, en Madrid— están divididos por un patrimonio de 200 millones de euros. Tres nietos del promotor presentaron el pasado 18 de octubre una querella contra su hermano, el administrador de la empresa familiar, por los delitos de administración desleal y ocultación de información. Celia, Ángel y Miguel Banús Gutiérrez acusaron a Manuel, presidente del consejo de administración de la mercantil Valdemira, de vaciar la empresa como si fuera su "cortijo".

El Juzgado de Instrucción 18 de Madrid admitió la querella y abrió una investigación contra Manuel Banús Gutiérrez, pero también contra Luis Moliner Oliva, secretario del grupo y persona muy vinculada históricamente al padre de los hermanos enfrascados ahora en la batalla judicial, Juan Banús. Este último, hijo del mencionado constructor que se hizo rico durante el franquismo, falleció en 2000 y legó el patrimonio a su mujer y a sus 10 vástagos, entre los que se encuentran los tres querellantes y el querellado. El juzgado trata de averiguar ahora si, como dicen los denunciantes, Manuel está concediendo préstamos a otros hermanos sin esperar su devolución, una suerte de operación encubierta de cesión de dinero que está dejando a la compañía sin liquidez y forzándola a vender activos.

Para conocer los pormenores de estos movimientos, Celia, Ángel y Miguel aseguran en su querella que han reclamado en repetidas ocasiones a su hermano Manuel información detallada que les permita conocer la realidad financiera de la compañía. Los tres argumentan que necesitan "saber con exactitud el valor" de la mercantil, conocer su "evolución económica" y valorar si la gestión del patrimonio ha sido la "idónea" o no. Reclaman conocer estos extremos para decidir si permanecen vinculados a la sociedad familiar o si salen de la misma y en qué momento lo hacen.

Sin embargo, según alegan, la compañía en ningún momento les ha proporcionado documentos internos que reflejen esta realidad contable, a pesar de que dos de los tres querellantes (Ángel y Miguel) incluso son miembros del consejo de administración, junto al propio Manuel y a los también hermanos Rafael y Juan. Los firmantes del escrito acusan al presidente del consejo de administración de "despatrimonializar" la compañía por medio de las mencionadas operaciones desde 2016. Ese año, añaden, los responsables de la cúpula comenzaron a negarles "información" sobre "las cuentas y movimientos" de la empresa. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ROBERTO R. BALLESTEROS - El Confidencial
 

LO + Leído...