jueves, 5 de marzo de 2020

(Colombia) El «Ñeñe» Hernández, el narcotraficante que tiene en líos al presidente Duque y a Uribe

José Guillermo Hernández, alias el ‘Ñeñe’ Hernández, fue el principal testaferro del cartel más poderoso de la Costa Caribe. Hoy el ‘Neñe’ está en boca de todos por la investigación publicada por el periodista Gonzalo Guillen y que lo sindican de haber desviado dineros de la campaña de Vargas Lleras para comprar votos por orden de Álvaro Uribe Vélez en favor de Iván Duque, actual presidente de Colombia.

El Neñe era reconocido por ser un famoso ganadero y prestamista de la región caribe hasta el pasado mayo de 2019 cuando fue asesinado en Uberaba, estado de Mina Gerais (Brasil), en circunstancias imprecisas que han sido presentadas por la Fiscalía como un atraco a mano armada por hurtarle su reloj de marca Rolex.


De acuerdo con las autoridades colombianas, el difunto era socio y lavaba el dinero del narcotraficante Marcos Figueroa, alías «Marquito Figueroa» y jefe máximo del cartel de la costa, a quien la Fiscalía le incautó 1.2 Billones de bienes productos del tráfico de cocaína que salía desde el norte de Colombia hasta Venezuela.

Los bienes del difunto narcotraficante Ñeñe Hernández incautados en junio pasado que entraron en un proceso de extinción del dominio fueron valorados por la DIJIN en más de dos mil millones de pesos colombianos.

Ñeñe Hernández, además, era una figura muy reconocida por el jet set criollo; según un video del canal Revelados del periodista Julián Martínez, el Ñeñe aparece posando en decenas de fotografías junto a políticos reconocidos, empresarios destacados, miembros de las Fuerzas Armadas y personajes de la farándula nacional, entre ellos; Alejandro Char, exalcalde de Barranquilla; Francisco Santos, ex embajador en Estados Unidos; Edgar Amaya, ex contralor general de la Nación y Elsa Noguera, hoy gobernadora del Atlántico.

De hecho, el difunto testaferro fue uno de los principales invitados de Iván Duque en los actos de posesión del 7 de agosto de 2018. Hasta en Instagram aparece una fotografía de dicho encuentro que evidencia la cercana relación entre el presidente Iván Duque y el narcotraficante, quien también por redes sociales manifestaba su admiración por el presidente Álvaro Uribe.

Adicionalmente, el nombre del Ñeñe Hernández aparece en una investigación del periodista Gonzalo Guillen donde revela una conversación que captó circunstancialmente la Fiscalía General de Colombia en la que el Ñeñe dice hacer parte de una operación de compra de votos en la Costa Norte para el hoy presidente, Iván Duque, por orden del ex presidente y senador Álvaro Uribe.

“Me mando Iván y Uribe para Manaure, Uribía, Riohacha y Maicao, tenemos que ganar en la Guajira”, señala el Reporte de la DIJIN sobre varias interceptaciones legales.

Sorpresivamente, el periodista Julián Martínez público las imágenes de una camionetas Toyota, propiedad de la organización de Marquitos Figueroa, que fueron incautadas por la Fiscalía General de la Nación. Aparentemente, estos vehículos contaban con publicidad en referencia a la campaña de Iván Duque en el 2018 .

Las señalamientos que ponen hoy en líos judiciales a lván Duque coinciden con las acusaciones que entregó Aida Merlano, condenada a 15 años de prisión por delitos electorales, al portal de noticias Semana, donde denuncia un entramado para comprar votos a favor de la campaña para las elecciones presidenciales del actual mandatario de Colombia.

FUENTE: Con información de Nicolás Rodríguez - cuartodehora.com
 

LO + Leído...