miércoles, 18 de marzo de 2020

(EE.UU.) Miami-Dade ordenará el cierre de restaurantes, bares, clubes y gimnasios por el coronavirus

Las autoridades del condado Miami-Dade, en Florida, ordenaron este martes el cierre de todos los restaurantes, bares, clubes y gimnasios, para reducir la propagación del coronavirus.

La decisión llega después que el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, anunciara el domingo el cierre de Lummus Park y sus playas en South Beach y la imposición de un toque de queda a partir de las 23 horas en el distrito de entretenimiento South Beach de la ciudad y la obligación para todos los negocios a cerrar a las 22.

Las últimas cifras oficiales indican que en Florida se han registrado unos 160 casos de la enfermedad, cinco de ellos mortales, y se han efectuado pruebas a casi 2.000 personas, de las cuales más de 900 han dado negativo y las otras están pendientes de resultados.

En Florida rigen actualmente normas que prohíben la concentración de más de diez personas en un lugar.

Los distritos escolares de Miami-Dade y Broward en el sur de estado, dos de los más grandes del país, anunciaron cierres: Miami-Dade indefinidamente y Broward durante dos semanas. El Comisionado de Educación de Florida, Richard Corcoran, “recomendó encarecidamente” que todos los demás distritos escolares cierren por una semana, informó el Tampa Bay Times.

Por su parte, el gobernador dijo el viernes que activaría a la Guardia Nacional para ayudar con un aumento masivo en las pruebas para detectar la enfermedad.

El gobernador Ron DeSantis anunció que el estado estaba comprando kits que permiten analizar hasta 625,000 personas para conocer mejor dónde se infectaron las personas. Alrededor del 40% de los kits ya se han obtenido.

DeSantis también suspendió todas las visitas a hogares de ancianos en el condado de Broward, hasta ahora el condado más afectado. A principios de semana, DeSantis había impuesto restricciones a las visitas a los hogares en todo el estado de ciertas personas que pudieron haber estado en contacto con el virus.

En un esfuerzo por limitar los contactos entre personas potencialmente infectadas, la ciudad de San Petersburgo canceló el Gran Premio de esa ciudad, un evento de autos de carrera de IndyCar que se llevó a cabo a lo largo del pintoresco paseo marítimo en lo que se ha convertido en uno de los fines de semana característicos de la ciudad. Dos de las compañías de cruceros más grandes del mundo con sede en Miami, incluidas Royal Caribbean y Norwegian, dijeron que suspenderían los viajes durante un mes.

La mayoría de los procedimientos legales presenciales en los tribunales estatales también fueron suspendidos por un mínimo de dos semanas, dijo el presidente del tribunal de Florida, Chalres Canady. Los jueces locales están autorizados a realizarlos por video o medios electrónicos siempre que sea posible.

Las primarias se mantuvieron en Florida

No obstante, en el estado -además que en Arizona e Illiniois- las votaciones previstas este martes para las primarias presidenciales demócratas se mantuvieron con fuertes medidas de precaución. El lunes, Donald Trump consideró “inútil” aplazar las primarias, aunque dejó la decisión a los estados.

En Florida, las autoridades trasladaron decenas de centros electorales que estaban en casas de ancianos y distribuyeron abundante alcohol en gel en todos los lugares de sufragio.

Pero, entre los temores al contagio y el hecho de que dos millones de personas votaron con anticipación, las filas eran magras o inexistentes.

Uno de ellos es Aaron Simcox, un trabajador de la industria farmacéutica de 52 años que cree que el virus habrá mantenido a muchos en sus casas. “La gente no se va a querer arriesgar por una primaria”, comentó.

Un grupo de organizaciones de derechos humanos de Florida exigió a las autoridades estatales que se extienda la posibilidad de votar por mail.

El alcalde de Miami, entre los contagiados

Entre las personas contagiadas, se encuentra el alcalde de Miami. Francis Suárez, anunció el viernes que había dado positivo por el nuevo coronavirus después de estar en la misma habitación con el secretario de prensa del presidente brasileño, quien en días anteriores estuvo muy cerca del presidente Donald Trump en la finca del presidente Mar-a-Lago. El funcionario brasileño dio positivo después de las visitas del presidente brasileño en el sur de Florida el pasado fin de semana hasta el martes.

Suárez dijo en un comunicado que no sentía ningún síntoma, pero dijo que cualquiera que le haya dado la mano o haya estado cerca de él desde el lunes debe aislarse durante 14 días.

FUENTE: Con información de Infobae
 

LO + Leído...