martes, 7 de abril de 2020

(Panamá) Denuncian desalojo de médicos de residencia en el distrito de Soná por no ser “saludables”

Los trabajadores de la salud no solo libran una batalla en contra del mortal COVID-19, sino que también se tienen que enfrentar a actos de discriminación por el simple hecho de su profesión.
El caso más reciente se dio en la provincia de Veraguas, específicamente en el distrito de Soná, una de las comunidades más golpeadas por el coronavirus.

Enrique Lau, director de la Caja de Seguro Social, denunció que personal médicos fueron desalojados de un hospedaje en esa región del país, de acuerdo con Panamá América.

"Tengo un sabor agridulce. Por un lado, estamos contentos por la mayoría de la gente en Soná, muy receptiva, pero me han maltratado tres de nuestros médicos, al hacerlos prácticamente mudarse de un sitio que tenían alquilados, porque la administración consideraba que ellos no eran saludable para el resto de los inquilinos", manifestó Lau.

Los médicos no residen en esa región por lo que tuvieron que alquilar un lugar del que posteriormente se tuvieron que mudar.

Lau narró que un médico interna ilusionada con comenzar a trabajar hoy hace un trayecto desde la ciudad de Panamá y al llegar -después de haber pagado- la persona que le hizo el contrato le negó la entrada al lugar aduciendo el mismo argumento.

"Un llamado a la compasión y a la solidaridad, particularmente con el personal de salud. El uniforme no es el que transmite el virus, esta gente es la que te va curar a ti, te va atender a tí cuando tengas el virus", puntualizó Lau.

Anteriormente, las dirigentes de las enfermeras también denunciaron que han sido objeto de discriminación, sobre todo parte del sector transporte, en donde han bajado de buses a enfermeras por viajar con el uniforme.

A pesar de estos incidentes, algunos transportistas han ofrecidos sus servicios gratuitos para trasladar al personal médicos de los diferentes hospitales.

Tuiteros dieron a conocer en redes sociales la imagen de una mujer, quien dijeron sería Felicia Arosemena, según sus palabras, la “desalmada” que se había encargado de desalojar a los médicos de los apartamentos en el distrito de Soná.


FUENTE: Agencias
 

LO + Leído...