jueves, 14 de mayo de 2020

(Suiza) Fiscal general Michael Lauber podría enfrentar proceso de destitución por su actuación en investigaciones de corrupción en la FIFA

El fiscal general, Michael Lauber, podría convertirse en la primera autoridad de alto rango en ser destituida por su supuesta mala gestión de una investigación de corrupción en el seno de la FIFA. He aquí los antecedentes.

La comisión judicial del Parlamento acordó por unanimidad (13.05) citar a Lauber para un interrogatorio el 20 de mayo y determinar si violó las reglas o actuó de manera negligente. Lo anterior como seguimiento a diversas mociones parlamentarias.

La audiencia decisiva de la semana próxima podría representar el primer paso hacia un posible procedimiento de destitución, el primero en Suiza, de acuerdo con Swissinfo.

Las acusaciones de un presunto mal manejo en los juicios por corrupción en el futbol internacional de alto nivel han ganado al fiscal suizo severas críticas e incluso exigencias de que presente su dimisión.

El mes pasado, el primer juicio de una investigación suiza que lleva ya cinco años sobre la corrupción en el fútbol terminó sin una sentencia. El 28 de abril expiró el plazo de prescripción de cinco años para dictar condenas contra exfuncionarios de la Asociación Alemana de Fútbol y un exfuncionario suizo de la FIFA.

Los cuatro sospechosos supuestamente engañaron a las autoridades en torno a un pago de 10 millones de francos relacionado con el Mundial de Fútbol de 2006 en Alemania. Negaron haber cometido falta alguna y Lauber defendió la gestión del caso, el cual fue suspendido por el Tribunal Penal Federal el mes pasado en medio de las restricciones derivadas de la pandemia del coronavirus.

AB-BA, una autoridad de supervisión independiente, determinó el pasado 4 de marzo que, durante la investigación Lauber incurrió reiteradamente en falsedades, infringió un código de conducta, mantuvo reuniones no declaradas con el secretario general de la FIFA, Gianni Infantino, asignó recursos de forma incorrecta e intentó bloquear las pesquisas de la propia AB-BA.

Como castigo, esta última redujo un 8% durante un año el salario de Lauber, cuyo monto asciende a 300 000 francos anuales.

El año pasado, Lauber fue recusado de su participación en las investigaciones de la FIFA por el Tribunal Penal Federal de Suiza.

El fiscal general ha defendido su actuación. Su oficina declaró a la agencia de noticias Reuters que lamentaba que “no se pudiera hacer ninguna valoración judicial” en el caso de los cuatro oficiales del futbol.

Lauber también ha apelado al Tribunal Administrativo Federal contra las conclusiones de la autoridad de supervisión y su decisión de recortarle el salario. Para Lauber, la decisión de la AB-BA no encontró nada concluyente y debe ser sometida a una revisión judicial.

Lauber no puede ser destituido tan fácilmente como algunos parlamentarios quisieran. Se trata de un acto formal que debe seguir ciertas reglas.

Como sería el primero en su género en Suiza, la comisión parlamentaria quiere asegurar que se lleve a cabo “correctamente, sin reproches y salvaguardando nuestras instituciones”, según Andrea Caroni, presidente de la comisión judicial. Con el fin de aclarar las cuestiones preliminares, Caroni invitó a un experto de la Oficina Federal de Justicia y a un profesor de derecho a la reunión parlamentaria del miércoles.

La comisión decidirá la apertura de un procedimiento formal de destitución después de la audiencia de Lauber el 20 de mayo. El resto del calendario sigue abierto.

FUENTE: Agencias
 

LO + Leído...