domingo, 8 de noviembre de 2020

(Colombia) Palabras de Duque a Biden (+Opinión)

Por: Daniel Samper Ospina - Estimado presidente Biden:

Antes que nada permítame informarle que su amigo, el presidente Uribe, le manda a decir que muchos saludos y que lo quiere mucho.

Saco unos instantes de mi ocupada agenda presidencial, cargada esta semana con eventos tan trascendentales para mi gobierno como el acto de presentación de credenciales del embajador de Venezuela de Juan Guaidó (Wild On, como el programa, en su pronunciación en inglés), para felicitarlo por su reciente triunfo electoral; ponerme a sus órdenes en lo que pueda resultarle útil, y aclarar, de paso, cualquier rumor mal intencionado que pretenda socavar las buenas relaciones de nuestras dos naciones, hermanadas desde que obtuvieron su libertad gracias a los mismos padres fundadores.

No resultaría extraño que por estos días llegue a sus oídos la infame versión de que nuestro gobierno apoyó decididamente la candidatura de Donald Trump, tesis tan falsa como mis canas.  Nuestra política exterior siempre ha sido respetuosa del bipartidismo, como bien lo dijo el embajador Alejandro Ordóñez (en la cena de recaudo de fondos para la campaña de Trump Presidente). Y jamás haríamos nada que atente contra las relaciones de los dos países, como no sea nombrar a Pachito Santos en la embajada de Colombia en Washington.

Presidente: una larga tradición de amistad recorre nuestros dos países. Así como existen Carolina del Norte y Carolina del Sur, acá tenemos Santander del Norte y Santander del Sur, y con ayuda de la senadora Valencia fundaremos en el futuro un Cauca del Norte y otro del Sur. Salvo Ernesto Samper, a quien mi gobierno le quitó la visa de ingreso a Chaparral, nuestros expresidentes sostienen una relación de histórica hermandad con personalidades de su país: Álvaro Uribe con George Bush; Andrés Pastrana con Jeffrey Epstein.

Y por si fuera necesario mencionar otros vínculos, no existe político colombiano alguno que me venza en retos radiales de conocimientos de rock americano: gracias a ello gané las elecciones. Y conozco Washington como la palma de mi mano, ciudad en la que se me ocurrió la orange economy y cuyas calles caminé mientras admiraba sus librerías y el pollo en balde de KFC, para no hablar de Dunkin Donuts y demás entidades que recuerdo con especial cariño. ->>Vea más...

FUENTE: Artículo de Opinión – Los Danieles
 

LO + Leído...