lunes, 9 de noviembre de 2020

El Goebbels colombiano (+Opinión)

Por: Gustavo Bolívar Moreno -
Hace un par de semanas, recibí un mensaje de whatsaap en el que una de mis asesoras me preguntaba:
Asesora: Esto es un montaje??
Se refería a un link que me adjuntaba, en el que se lee: “Las fotos del piloto del Cártel de Sinaloa con Gustavo Petro, Gustavo Bolívar y la plana mayor de la izquierda colombiana”. Al abrir el link encontré una fotografía en la que aparecemos Gustavo Petro y yo, sonriendo y al lado izquierdo, tras de Petro, al famoso piloto de la mafia, Samuel David Niño Cataño, del cual hablaremos más adelante.

A mí no me preocupó tanto la fotografía, porque a todas luces se entiende que es un montaje, además porque le quitaron el fondo, y porque jamás conocí a ese señor, ni he tenido relación con narco alguno en toda mi vida. Lo que en realidad me preocupó fue la pregunta de mi asesora. ¿Cómo puede preguntar una persona que trabaja a mi lado, que me conoce, que sabe de mi lucha contra el narcotráfico, si las fotos eran un montaje?
Entonces le respondí:

G.B: Y ese signo de interrogación?
Ella, muy apenada me dijo que la noticia estaba firmada por Gonzalo Guillen y por Julián Martínez y que por eso ella pensó que podía ser real. En efecto, la notica está firmada por este par de buenos pero además creíbles periodistas. Entonces me preocupé más y le escribí a Gonzalo. Me respondió que era un plagio que estaban haciendo de su página que se llama: www.LaNuevaPrensa.com.co por una que montaron las bodegas uribistas que se llama: www.LaNuevaPrensa.net

Entonces me pregunté: ¿Si pusieron a dudar a mi asesora, la que me conoce, la que sabe de mi actuar transparente, qué sucederá con otras personas que no conozcan mucho de mi gestión? Y la respuesta es una sola: La van a engañar. Las van a engañar.

En realidad asustan. Usan un periódico con mucha credibilidad, plagian su nombre, su slogan, su tipo de letra, sus colores, la firma de sus periodistas, toman sus artículos y sus fotos y los adecúan a sus objetivos, que no son otros que destruir con ruindad a sus oponentes. En el artículo de marras, por ejemplo, dice en el primer parágrafo: “La nueva prensa ha podido acceder a una serie de fotografías donde se evidencia la relación del senador de la Colombia Humana, Gustavo Petro y Gustavo Bolívar, senador por la lista Decentes con el piloto que desapareció el año pasado en un accidente aéreo en un país centroamericano cuando realizaba un viaje transportando drogas y que apareció en informes de inteligencia como un hombre al servicio de las extintas FARC.”

En otro párrafo dice: “En las múltiples fotografías que tiene (sic) en su poder las autoridades judiciales, se evidencia la cercanía del piloto Samuel David Niño Cataño con Gustavo Petro y Gustavo Bolívar, lo que indica claramente que la plana mayor de la izquierda tenía relación con peligroso narcotraficante, incluso Jorge Enrique Robledo, senador del Polo democrático”.

A continuación en medio de otra cantidad de sandeces, publican fotomontajes del piloto del cartel de Sinaloa con Jorge Robledo y Feliciano Valencia.

Dos objetivos tiene este montaje. El primero enlodar el nombre de opositores al régimen dictatorial de Iván Duque. Como no pueden encontrar noticias reales de actos ilícitos de parte nuestra, acuden a este tipo de montajes para poner en duda nuestras conductas echando mano de la perversa estrategia goebbeliana “Calumnia que algo queda”.

El segundo objetivo de la citada fake news no es otro que desviar la atención de una noticia, esta sí verdadera, publicada por la Nueva Prensa original, en la que los periodistas Guillén y Martínez exhiben 40 fotografías del piloto de la mafia, pero ya no en montajes sin fondo sino fotos reales, en aviones, aeropuertos y restaurantes con personajes del uribismo, desde Alvaro Uribe e Iván Duque para abajo. Están posando con el piloto de la mafia Paloma Valencia, La Senadora Cabal, José Félix Lafourie, el exsenador Luis Alfredo Ramos, el Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, entre otros.

No pueden decir que era un simple piloto que se tomaba fotos con famosos a los cuales transportaba, lavado de manos parecida a la que Iván Duque usó para desmarcarse de su relación con el narcotraficante Ñeñe Hernández. Son cuatro las pruebas que existen para relacionar al piloto de la mafia con el gobierno y con el uribismo:

Primero porque El Piloto Samuel Niño donó 20 millones para la campaña Uribe Senador en 2018. Segundo, porque su hermano, Hernán Gómez Niño fue candidato a la gobernación del Meta por el Centro Democrático. Tercero porque el piloto fue invitado a la posesión presidencial de Iván Duque al lado del narcotraficante Ñeñe Hernández y cuarto porque el piloto tenía contratos millonarios con el gobierno a través de la Aerocivil.

Eso es lo que querían borrar con ese montaje, que aún sigue en la web sin que la Fiscalía de bolsillo del gobierno se digne investigar a pesar de que los dueños del periódico ya elevaron la queja. ->>Vea más...
 
FUENTE: Artículo de Opinión - cuartodehora.com
 

LO + Leído...