viernes, 9 de abril de 2021

Miguel Bosé llega a los 65 años de edad sin sus hijos y sin conciertos

Miguel Bosé cumple 65 años en México con una buena agenda laboral y sin intención de jubilarse. Así lo dijo hace cuatro años cuando confirmó que “mi vida es la música y, por lo tanto, nadie acaba con su existencia profesional porque cumpla años”. Reclamaba así su derecho a seguir activo. “Estamos en un mundo donde la experiencia, la edad y el paso del tiempo parece un hándicap en vez de conformar la excelencia. En los países asiáticos, cuanta más edad, más te valoran”.
Este era el mensaje que lanzaba el artista cuando aún su existencia no estaba marcada por unos acontecimientos relevantes en los que el coronavirus cerró el mundo en general y el suyo en particular. Todo eso pasó en 2020. Sus apariciones en Instagram, con unos mensajes poco aleccionadores ante lo que se venía encima, sumado a una apariencia física extraña, fueron suficientes para que los comentarios sobre su figura fueran demoledores. Su negacionismo no gustó a muchos de sus seguidores.

Tuvo que cancelar su última gira y, por ahora, no ha vuelto a realizar ninguna actuación en directo. La pandemia paralizó su vida laboral que por ahora no tiene intención de retomar en México, donde vive con sus dos hijos, Tadeo y Diego. Tampoco va a viajar a España para que los niños se reencuentren con Telmo e Ivo, los mellizos de Nacho Palau. El juicio de filiación no salió como se esperaba, pero hay un recurso pendiente por parte de la expareja de Bosé para que los menores tengan igualdad de derechos. En la sentencia, el juez echó balones fuera al reconocer que la maternidad subrogada no estaba contemplada en España, pero en cambio sí aceptaba “la pretensión subsidiaria de establecimiento de un régimen de visitas de los hijos de don Ignacio Palau y don Miguel Bosé entre sí y con sus respectivos padres”.

Salvo en verano, la reunificación familiar no ha vuelto a ser efectiva. Esta Semana Santa, Bosé podría haber viajado a Madrid para que los niños convivieran durante unas semanas porque no tenía ninguna actuación ni en México ni en el resto de Latinoamérica. La casa de la urbanización de Somosaguas se encuentra abierta todo el año y no habría problemas de intendencia para que los cuatro niños estuvieran juntos.

Nacho Palau confirmaba a Vanitatis: “A Miguel le resulta más fácil venir que los niños y yo nos traslademos a México. Creo que allí no soy bien recibido”. El coronavirus ha sido de nuevo la excusa para anular unas vacaciones conjuntas y cumplir con el convenio que la expareja firmó en su día previo a la ruptura. Entre los puntos pactados figuraba, por parte de Palau, la necesidad de "regularizar" la situación de los hijos para que fueran hermanos y con dos padres en igualdad. ->>Vea más...
 
FUENTE: Con información de Paloma Barrientos - El Confidencial
 

LO + Leído...